jueves, 11 de febrero de 2010

El Secreto develado.


Son épocas de ridículas creencias. Misterios bellamente explicados que llegan de la mano de falsos sabios, más cercanos a estafarte que a compartirte sabiduría. Uno de estos misterios actuales recala en algo que ya se conocía hace mas de 35 años. Hoy esta finamente narrado, y lleno de la pirotecnia típica de los años que corren. Así llega a uno con una patina de sabiduría prometiendo que soluciona cualquier cosa que a uno se le ocurra, solo desear alcanza para absolutamente todo.
Y si esto falla, simplemente es porque no entendiste un pomo.
El Mapa de la Riqueza solía estar en boca de muchos allá por los 80. Nadie sabía lo que era ya que se vendía en un sobre cerrado y por correo. La promesa de venta consistía en que podrías lograr la abundancia gracias a el. Solo bastaba comprarlo haciendo una vaquita entre varios curiosos para develar la trampa. Al abrir el sobre, un poster con un espiral te prometía que aquello que colocaras en el centro de el, se te materializaría solo con el deseo. Yo me copie el poster, y en su centro coloque la foto de una Honda Enduro 250. Y lo colgué, según las instrucciones, en un lugar donde siempre pudiera mirarlo. Al poco tiempo la Honda apareció en mi vida. El Mapa..¿había funcionado? ¿O tal vez el tener un trabajo bueno, un garante para que el banco Provincia me diera un préstamo y conseguir un importador con un buen precio haya tenido realmente algo que ver? ¿A quién atribuirle haber logrado mi motito?
Hoy el mito es revisitado, expandido, coloreado, lujosamente comunicado. Y rápidamente se llenó de adeptos, así como en una religión berreta, parece que prometer lograr los deseos consigue rápidos adherentes. Hoy ya no tiene un espiral, pero el principio es el mismo. Esa nueva estafa se llama El Secreto.
Conozco a muchos fascinados por este librito (agenda, video, poster, y cuanta cosa mas invente el merchandising). Todos luego de leerlo hablan maravillas de el.

Pero lo extraño es que difunden un remedio a la frustración con resultados inexistentes.

Al menos para la corta investigación que hice, nadie, jamás, ha logrado algo de lo que deseaba con este librito. Y si lo hizo, como en el caso de mi motito, seguramente fueron otras las variables que permitieron conseguirlo. Poco tuvo que ver el libro. Se imaginan Uds., toda una sociedad deseando en base a El Secreto, millones de cosas; buenas, malas, prosperas, miserables. ¿Se imaginan el resultado de esa sociedad si el libro realmente funcionara? De caer en manos benévolas, sería el país perfecto, de caer en manos diabólicas, seria…. ¿Estados Unidos..?. No, hablando en serio, es imposible que un libro, una técnica, permita que aquello que quieras se cumpla, cuantos millonarios habrían, cuantos Hugh Heffner, cuantos Steve Ray Vaughn.
Y sin duda millones de personas lo han intentado y nada…
Yo mismo decidí usar esas patrañas ante un proyecto que a todas luces era superior a mis competidores. Iba al lado de un profesional exitoso internacionalmente, un equipo de producción perfecto y un precio acorde a todo eso. Lo desee…lo imagine concretado, lo agradecí por adelantado…lo soñé…. "cuando pides con fé, el universo conspira para hacer realidad lo que deseas” ¿Y qué paso?
Que un proyecto de cabotaje, con profesionales que nada podían hacer con los nuestros y apenas unas monedas menos, nos gano. Y no por la plata. Nos ganó porque alguien conocía al de cabotaje y casi sin evaluar lo nuestro, se lo dio a el. ¿Habrá acaso mi competidor leído El Secreto y sabia utilizarlo mejor que yo? No creo.
Lo que que hubo fue la realidad misma de la sociedad actual, donde a veces no importa la calidad sino que te conozcan, donde no se evaluaron los meritos ni el dinero solicitado, solo la torpe decisión de un tipo con poder que eligió a otro en vez de a nosotros, solo porque alguna vez lo vio filmando y de lejos.
Emplee las técnicas de El Secreto como una experiencia de laboratorio. Me entregue a el, no vi para nada el fracaso, no le di cabida en mi mente. Dije muchas veces que me lo merecia.

Y sin embargo, todo falló.
Y lo que es peor, de este modo no estuve preparado para fallar y eso me afecto muchísimo mas.
Cualquiera podrá rebatir esto. Cualquiera puede creer que las Hadas cumplen deseos, cualquiera podrá decir que no entendí nada. No hay problema, darse cuenta de esta estafa es solo cuestión de tiempo.

4 comentarios:

loro711 dijo...

Yo creo.

No es un 2 + 2. No es tan fácil.


El Secreto es una mezcla de Annie Bessant con Louise Hay. No compraré El Secreto, ya sé de que se trata.

Algunas cosas he mejorado y he tenido beneficios. Otras aún las estoy laburando.


En última instancia, si no funcionase, sirve para mantener una actitud positiva, que es mucho mejor que estar enojado todo el tiempo conmigo mismo.


Saludos.

Gabriela dijo...

no creo en estas pavadeces de andar pensando que los planetas se ponen en filita y si yo deseo con mucah fuerza... no la voy con esa filosfía pasatista y falta de esfuerzo personal en el logro de los objetivos.

M@bel_es_ Azul dijo...

Me regalaron este libro este fin de año, me resulta aburrido y tedioso.

dulce dijo...

La estafa es querer venderte la confianza en tí mismo. Gran negocio.
La mente positiva siempre rinde mejores resultados. Pero hay q ser conscientes de q en el mundo hay personas cuyas condiciones externas e internas les hacen o más afortunadas o más desgraciadas en la consecusión de sus fines. NO hay más.
Mientras tanto, n dejes de creer en tí.
Besos.