sábado, 17 de junio de 2017

Dolor y tiempo.

Nadie cree que el tiempo puede levantar una casa. 
Pero si muchos creen que el tiempo es lo que permite superar un dolor.
Asi como la casa necesita de nuestro esfuerzo para ser levantada, asi tambien el dolor precisa de nuestro deseo de superarlo y de nuestra energia para lograrlo.
Somos nosotros los que decidimos terminar con el.
Así como no hay que dejárselo al destino y si al deseo el cumplimiento de nuestros sueños....
Así tampoco le demos merito al tiempo por cada vez que superamos un dolor o una perdida..
El merito es nuestro.

sábado, 10 de junio de 2017

El viejo de la bolsa.

De chico uno de los reguladores de nuestra conducta era sin duda "el viejo de la bolsa".
Un siniestro personaje fantástico que acudiría a nuestro encuentro si no respetamos lo que nos ordenaban, no eramos prolijos y educados...en fin, el tipo vendría y nos llevaría si no nos comportábamos como nuestros padres decían.
Una mierda.
Esa imagen del viejo de la bolsa casi siempre era similar a cualquier tipo que viviera en la calle, a cualquier mendigo o linyera. Es mas, a veces nos señalaban a alguno de estos personajes y nos decían...ahí va el viejo de la bolsa, portate bien porque te lleva.
Como influyo esta perversa costumbre familiar en nuestras vidas?
Cualquiera que viviera en la calle, que llevara una bolsa, cualquier desposeído, ciruja, linyera o como se llame, pasaba a ser una amenaza.
Y esa idea les quedo a algunos para siempre.
Esa estigmatizacion del pobre acompaña la vida de millones de adultos hoy.
Y entonces algunos suelen ver a esa gente con temor, con miedo, con asco. 

Y pueden tener con ellos la peor de las actitudes recordando el miedo infantil que nos inculcaron..
Salir de ese mandato para ser solidarios con esa gente, es necesario.

viernes, 9 de junio de 2017

en la desgracia o en la prosperidad?

Cual es la etapa de mayor aprendizaje, aquella donde pasamos necesidades, o aquella en la que somos prósperos.
.Cuando aprendemos mas?
¿Nos convertimos en más sabios por la adversidad?
La prosperidad destruye nuestra apreciación de lo correcto?

jueves, 1 de junio de 2017

Amor on line

Son tiempos modernos donde las relaciones amorosas se inician de manera muy diferente a años anteriores. 
Hoy los caminos de inicio son variados y mas tecnológicos.
Paginas de citas, tinder, feisbuk y tantas cosas mas que se ponen a disposición para encontrar una pareja. Personalmente siempre prefiero la presentación personal, aunque a mi jamas nadie me presento a nadie.
Ahora bien...y a la hora de cortar?
Podemos hacer uso de esos mismos recursos tecnológicos que nos acercaron para terminar una relación?
Si nos conocimos por internet, podemos cortar por el mismo modo, con un email, por ejemplo?
Es cruel cortar por teléfono o whatapps?
Cual seria la mejor manera hoy de terminar una relación?
Resultado de imagen para badoo

viernes, 26 de mayo de 2017

Ambulacias

Ambulancias..
Casi todas las ambulancias me parecen sospechosas. Y algunas dan clara señales para desconfiar de ellas. Por ejemplo cuando ninguno de los que van a bordo utiliza el cinturón de seguridad. Es curioso ver a quienes viven levantado fiambres de la calle que se resistan a usar algo que podría salvarlos.
Lo único pensable es... serán tarados?
O cuando solo lleva un conductor y ningún medico o similar al lado. Si realmente estuviera de servicio, podría solo con eso de sacar al camilla, levantar al sujeto subirlo y conducir al hospital? Por todas estas cosas me parecen sospechosas..
Quien las controla, acaso algún policía se animaría a detener una de ellas y pedirle papeles, registro y matafuego? Constatar que realmente van a alguna emergencia o que llevan a un pobre desahuciado encima? 

Es fácil verlas surfeando el transito, con la licuadora y las balizas y entonces nos preguntamos..., irán a algún rescate o solo se les enfría la pizza? 
Varias veces las vi tranquilas por la Av. Gral Paz, y cuando parece que se hartan, encienden toda la parafernalia y ahí se vuelven inimputables, poderosas e imparables. 
La gente rápidamente se corre y sus luces y sonidos nos contagian la urgencia, el apuro y vertiginosamente se pierden en el transito. Solas, privilegiadas, sospechosas. Yo presiento que se ríen de nosotros.
Si, las ambulancias se ríen de la gente..

martes, 16 de mayo de 2017

Cuando los nazis vinieron...

CUANDO LOS NAZIS VINIERON
¿QUE HUBIERA DICHO JESUCRISTO?
Martín Niemöller, su autor, menciona que no se trataba originalmente de un poema, sino de un sermón en la Semana Santa de 1946 en Kaiserslautern, Alemania: “¿Qué hubiera dicho Jesucristo?”.
Esta cita frecuentemente se atribuye por error a Bertolt Brech.
"Cuando los nazis vinieron..."
Cuando encarcelaron a los socialdemócratas,
guardé silencio,
porque yo no era socialdemócrata
Cuando vinieron a buscar a los sindicalistas,
no protesté,
porque yo no era sindicalista,
Cuando vinieron a buscar a los judíos,
no protesté,
porque yo no era judío,
Cuando vinieron a buscarme,
no había nadie más que pudiera protestar.
Existen muchas versiones sobre este texto que como arriba señalé es atribuido erróneamente a Brech, abajo transcribo otra versión de este sermón que ha sido divulgada oralmente:
Y por mi vinieron, y nadie dijo nada...
"Primero vinieron a buscar a los comunistas, guardé silencio y porque yo no era comunista.
Luego vinieron por los judíos y no dije nada porque yo no era judío.
Luego vinieron por los sindicalistas y no dije nada porque yo no era sindicalista.
Luego vinieron por los católicos y no dije nada porque yo era protestante.
Luego vinieron por mí pero, para entonces, ya no quedaba nadie que dijera nada".
Martin Niemöller
1892 - +1984 Pastor protestante alemán encarcelado por los nazis
desde 1937 a 1945

viernes, 12 de mayo de 2017

Incondicionales.

Cuantas veces escuchamos hablar del amor incondicional.
Como una virtud, como algo que lo engrandece..le da otra dimensión.
Es virtuosa la incondicionalidad en el amor? 
Pero que significa esto?
Es la incondicionalidad en el amor lo mas deseado?.
Aquel amor que este siempre a nuestro lado, que nos proteja de todo, que nos quiera por sobre todas las cosas no dejando lugar para nada mas?
Es aquel amor que nunca nos abandonara a pesar de nuestros vicios y errores?
Al principio pueden creer que lo lograron...pero sepan que con el tiempo eso va perdiendo fuerza, la incondicionalidad se ve vencida por la realidad de nuestra propia naturaleza humana.
Y creo que la incondicionalidad es lo mas parecido a la sumision.

miércoles, 3 de mayo de 2017

El pequines.

Hace unos años vivía en Bariloche en un departamento del centro. Por supuesto tenia ascensor. En el depto de al lado vivía una pareja con un pequinés, bastante tranquilo teniendo en cuenta los hinchapelotas que son estos perros. 
Una tarde compartimos el ascensor con el perro y el vecino, un tipo joven quien me preguntó si me molestaba hacerlo...Le dije que para nada. Comenzamos la típica conversación hueca de ascensor hasta que le dije...
-Que tranquilo el pequinés...
A lo que respondió...
-Ah, no es un pequinés, lo que pasa es que el ascensor le agarro el hocico y así quedo.....se salvo de pedo..
Moraleja:
Ojo con los ascensores que le cambian la raza a los perros..

sábado, 29 de abril de 2017

El lorito

Esa tardecita su perro apareció con algo verde y lleno de barro entre sus dientes.
Sorprendido descubre que es el loro de la vecina, está muerto y asume que su perro lo cazó de alguna forma....
Lo lava con cuidado, lo seca con un secador de pelo e inmediatamente salta la medianera, sabe que su vecina aun no regresa del trabajo, entra por una ventana a su casa y deposita al ave limpia pero algo maltrecha en la jaula que encuentra en el comedor.
A las pocas horas los gritos de la mujer sacudían al barrio.."fue Satanás, fue Satanás" deliraba, tenia la mirada ciega y el ave agarrada entre sus manos apoyadas en el pecho. El cogotito del lorito volcado entre sus dedos duros, la cabecita se agitaba en cada paso que daba.
Los vecinos solidarios llamaron a una ambulancia que la llevo directo al loquero de la ciudad.
Tiempo después se supo que el lorito había muerto por causas naturales, la mujer lo había enterrado y el perrito buscando un huesito lo había exhumado.
El resto ya lo saben.

viernes, 14 de abril de 2017

Esquivando la herida

A veces sabemos cuando se aproxima el desastre. 
Cuando uno esta a punto de convertirse en un naufrago.
Pero aun así preferimos cerrar los ojos e imaginar un prado lleno de unicornios y estrellas que forman la palabra felicidad. 
Así nos protegemos , pero así también no hacemos lo necesario realmente para salvar la situación. Perdiendo un tiempo valioso. 
Negamos.
A veces no queremos ver cuando estamos a punto de ser abandonados. Pero lo intuimos.
Entonces expresamos lo felices que somos ante todos, queremos tener un hijo, nos mostramos felices...hacemos planes a futuro...
Lo hacemos como quien empuña un arma ante lo inevitable, cuando ese futuro, empieza a ponerse sombrío. Pero por dentro una herida empieza a crecer, y no la vemos y no la sentimos. 
Y por negarla, esa herida crece, tanto, hasta que ya no es posible curarla.
Y de pronto...estamos solos.

martes, 4 de abril de 2017

adelantándome al viernes santo

Siempre creí que el viernes santo es un dia de sacrificio. 
 Al menos así me lo explico un cura de los 70 que según algunos se suicido solo porque lo encontraron colgado de un árbol.
Menuda época para "suicidarse".
El tipo era un moderno, de elocuencia fatal, nos convencía rápidamente de todo y su claridad hacia que lo miráramos con admiración.
El viernes santo es un dia de sacrificio...o sea...si te gusta la carne ese día no la comas, si te gusta el helado ese día no lo compres... Asi echaba por tierra el asunto del pescado sanador de consumo obligatorio.
El asunto era ..hacer un sacrificio.
Los noticieros , reino de la vulgaridad absoluta, vienen machacando con notas de vecinas frente a la pescaderia.
La pregunta recontrarchimegabasica era que iban a comprar...y despues como lo iba a hacer...
Las señoras con orgullo contaban como cocinarían el pescado en una fecha tan cara a los sentimientos de... las pescaderias!.
La cuestión era que algunas sorprendían con la realización de una paella bien completa y otras hablaban de salmón, otras de bacalao y todas se esmeraban en la cantidad de cosas que les pondría.
Parecía un concurso de cocineras de cuarta.
LA cuestión fue que en algún lado un ahorcado pego un grito...
¿Y el sacrificio?...
Mucho pescado, pero acompañado por tantas cosas que ya parecía un banquete y no un día de recogimiento y sacrificio.
Que torcido que esta todo...

viernes, 31 de marzo de 2017

Mariposas...en donde?

Algunas pocas veces me he enamorado. 
Se de otros que lo hacen una o dos veces por año, pero no es mi caso. 
En esos días de enamoramiento me parecieron sentir distintas emociones. Todas muy diferentes .
He sentido desde un cuete en el culo, hasta la santidad mas extrema. También hambre y sed, ganas de perdonar deudas y de levantar la mesa, lavar los platos, secarlos y guardarlos yo solo  sin que me digan nada. 
Pero lo que jamas he sentido es...mariposas en el estomago. 
Es tan recurrente esa frasecita que la gente repite, que ya parece ser el diagnostico oficial. 
Como puede ser que ante un sentimiento tan misterioso y tan personal, muchos digan sentir lo mismo?.
¿Mariposas en la panza?..¿y mas abajo no sentís nada?.
No se quien es mas tonto, si el que invento la frase o el que la repite como verdad absoluta.

lunes, 27 de marzo de 2017

Cena Policial


El hombre yace a los pies de la cama. Todo estirado con las manos en cruz y los ojos abiertos a una nueva oscuridad.

La muerte te espera en cualquier lugar, sin embargo el parece haberla esperado  al costado de su cama.

Vestido, perfumado y limpio.

La casa sin embargo era un desorden. La mano del hombre lo hacía posible. La mano de una mujer hacía años que no entraba por allí, porque ya sabemos que cuando entra vuelve la casa distinta. Brilla, huele bien, respira como lo haría una mujer... La casa de este hombre, solo desde hace muchos años, es un caos. Huele mal. Y no es a causa de sus intestinos necrosados. Su muerte solo le agrega un desorden mas al asunto.

Nada interesante ocurría en esa casa. Y esto fue lo mas emocionante que ocurrió en ese dormitorio en años.

 Hacía meses que había perdido la costumbre de vivir. Ya no solía esperar a Martha desde su ventanita del baño, subido en las puntas de los pies. El ángulo perfecto al patio de la vecina le permitía espiarla cuando ella, en corpiño y una trusa deshilachada, se estiraba para colgar la ropa en la soga de su patio.

Ya no habría mas frágiles erecciones ante la visión de una ama de casa tan sola como él.

¿Porqué jamás se le ocurrió acercarse para algo mas que comentarle el aumento del churrasco? Pero ya era tarde. Una mueca tonta redondeaba su cara avejentada por mil rayas profundas de tristezas repetidas.

Había que cerciorarse si estaba muerto.

Los 4 policías que llegan a la casa no son los 4 fantásticos, son unos idiotas.

Lo zamarrean un poquito y lo llaman, tal vez lo crean dormido o borracho. Necesitan cerciorarse, no vaya a ser que cuando revisen los cajones, y se lleven lo que sea antes de que venga el fiscal, el cadáver se despierte. Ya había pasado una vez y fue un kilombo.

El mas veterano tiene 15 años en la fuerza y apenas es un cabo 1º. Los otros son unos agentes malolientes a causa del calor y del chaleco antibalas. Comprueban que el tipo esta exactamente muerto y comienza la exploración. Será tranquila, el fiscal tardará un poco y el médico que viene en camino es de la policía. No hay de qué preocuparse.

Los cajones son meticulosamente dados vuelta. Pelos, pelusas, un viejo forro agrietado y unas medias rotas. Monedas, peines, una dentadura postiza y recibos de luz de Segba.

Carajo, nada interesante piensa Sotelo, cabo para siempre. ¿Pero donde tendrá la guita este hijo de puta…? La guita no aparece y ya pasaron mas de 15 minutos de allanar y hurgar.

De pronto Ruiz, agente raso y el mas pelotudo de todos, descubre una especie de tesoro.

-Muchachos, ¡mire lo que encontré!

 Todos se sobresaltan.

Caruso, agente, pero no tan pelotudo como Ruiz, corre hacia la cocina desde donde viene la voz…¿¿qué encontraste…quee??? 

-Un pollo en el horno… ¡y parece caliente!

 Hay un segundo de desconcierto. No saben si cagarlo a bastonazos o reírse. Antes de que reaccionen, Ruiz retira la fuente del horno y apoya al pollo, crocante y listo, sobre la mesa. Busca algunos platos, pone hacendosamente un mantelito y les dice:

-Comamos.

Cinco minutos después los 4 despedazan el pollito y se pelean por las patas. No hay mas que jugo en la heladera pero alcanzara para tragarlo, sabe algo amargo…

No hay mayonesa.

Unos minutos después casi no queda nada. De pronto la puerta se abre y aparece el comisario Ricardi, médico policial. El funcionario no puede creer lo que ve.

Los 4 desde la mesa y sin pararse lo saludan con un... 

¡Que tal Comisario…!

Ricardi le parece estar viendo una película de Almodóvar, le gusta el cine, pero no dice nada. Entra al dormitorio donde el cadáver sigue igualito y procede a desvestirlo y revisarlo. Piensa en la cena policial que organizaron esos idiotas y no lo puede creer.

A la media hora sale del dormitorio con la cara transfigurada, pálido, y agitado….

Los improvisados comensales, agentes del orden público, armados, entrenados por el estado y pagados por todos nosotros y eructando, le preguntan…

-¿Y comisario,…de que murió el tipo….?

Ricardi se toma unos segundos, los mira fijamente a los cuatro y luego de congelar el aire en un suspiro dramático les dice:

-Murió envenenado

miércoles, 15 de marzo de 2017

Posverdad.

A raíz de los progresos tecnológicos, nuestros cerebros se están volviendo más perezosos y, por ende, tontos.
Replicamos información sin confirmar, solo porque esta en sintonia con nuestras creencias..
Quienes generan estas mentiras en la red, buscando un provecho personal, ya no se cuestionan lo ético del asunto.
De a poco vamos naturalizando estas manipulaciones y terminaremos creyendo que no es mas que un ejercicio profesional.
O sea, vamos perdiendo conciencia ética, las mentiras en campaña ya no se condenan, son parte de ella, y son una herramienta que cualquier profesional cree debe utilizar.
Cuando la noticia comenzó a ser una mercancía, la verdad dejo de ser importante, dice Ryszard Kapuscinski.
Pronto iniciaremos el camino hacia unas elecciones legislativas, ya hemos aprendido algunas cosas sobre manipulaciones mediáticas, lo que modernamente le llaman posverdad y esto no es mas que mentira. estafa, falsedad..
Cada paso adelante que da la comunicación nos exige mayores responsabilidades como lectores, mayores analisis, para no ser victimas de esa posverdad que ya parece ser algo virtuoso y común en estos tiempos.
Y que nos convierte en victimas.

jueves, 2 de marzo de 2017

El servi-periodista

El tipo llegaba cada día en un auto diferente. Un día en un BMW blanco, otro día en una 4x4 gris y otro día en uno mas pequeño que no recuerdo. Siempre acompañado de su productor, un pibe sacrificado, diligente y de hablar en voz baja y seguramente acostumbrado a recibir golpes de todo tipo. Que por supuesto no eran para él. En ese estudio de televisión editábamos un programa de cable que luego salía por una vieja señal de América que ya no existe. En uno sus sets hacían sus primeras guarradas y actos de soberbia un enano insoportable e inseguro, que años después protagonizaría un tiroteo dentro de su casa, en un barrio de italianos que se creen chetos de San Isidro. A veces nos corríamos a su estudio a ver lo que hacía y luego de cada bloque nos abordaba con un “¿Salió bien...Que les parece?”... 
Yo me moría por decirle que su novedosa manera de comunicarse con la gente se deslizaba en la cornisa del mal gusto y la hijaputez. Pero me callaba. En algún punto su programa me divertía. 
Siempre editábamos de noche. Al ser el director estaba en todas. Hacia los exteriores, viajaba con el equipo, escribía los copetes, dirigía al conductor-actor y por las noches hacia el armado del programa junto al editor de ese estudio. Pagábamos por hora el servicio de edición…y no era barato. Compaginábamos en Media 100. Lo mas de lo mas para la época.
Pero cuando llegaban las 23 hs, ya sabíamos que empezarían los problemas. A esa hora el personaje de los varios autos y su productor llegaban apurados para editar algunos minutos de un programa periodístico de mierda que saldría después de la medianoche. Y venían sin reservas. O sea, venían cuando querían y además, exigían al estudio una isla de edición “ya mismo”. No sé si por la clase de abusador que era, si por su imagen de millonario o por temor, el estudio no sabía decirle que no y por supuesto siempre entrabamos en conflicto. A pesar de tener las horas de edición reservadas, indefectiblemente venia el dueño a pedirnos que por favor le dejáramos la isla de edición al sujeto en cuestión…
Una vez accedimos porque creímos que sería la única. Pero no. Otras noches volvía con el mismo cuento…y nosotros empezamos a presentar batalla. Primero con el pobre pibe de su producción, acostumbrado a atajar las balas, ya que intentaba convencernos sin perder la calma, pero en su mirada sabíamos que no estaba de acuerdo en nada con su jefe. Y luego con el dueño, al cual le preguntábamos ¿qué onda con ese imbécil? Finalmente Marcela, mi productora, mas ohmmmm…que yo, cedía tan solo para que no termináramos rompiéndole la cara al periodista en cuestión-.
Pero cómo un tipo con un simple programa de cable podía hacer ostentación con tantos autos…de tanto poder…donde mas trabajaría?...De donde sacaría la plata…porque tampoco era una personalidad tan reconocida
En los pasillos del estudio empezó serpentear un rumor cada vez mas escandaloso…”Sabes que pasa, me dijeron, es tipo es servicio…”
“Ah…y qué, yo lo cago a trompadas igual…” les contestaba. 
Nunca lo vimos de cerca, siempre se escondió, jamás dio la cara, nunca vino el a pedirnos algo. Nos parecía un personaje huidizo y rastrero. Siempre enviaba a su productor. Luego veíamos su programa editado y decíamos…¿y para esto tanto kilombo?. Lo único bueno era que a veces cuando atendía el teléfono para hablar con los telespectadores, lo reputeaban. Y nos encantaba. Cuando se despedía, lo veíamos salir como una laucha directo a su BMW, a su 4x4 o a su presente corruptible.
Hoy maltrata estudiantes que toman escuelas, se sienta a la mesa con fantino, y sorprendentemente nadie aun lo cago a trompadas. 
Que mejor final para esa clase de tipos.

sábado, 25 de febrero de 2017

18 hs en el Coto de Banfield

.Un nene de no mas de 6 años con un ridículo corte de pelo mohicano llora a mis espaldas. 
Lo miro y lo descubro solo, tiene las manos entrelazadas y cara de miedo. Me acuerdo cuando con 6 años me perdí en un enorme supermercado de la época que se llamaba Satélite. 
Era la génesis de los que hoy son los hipermercados. 
Me acerco al mohicanito y le pregunto que le pasa. 
Me perdí, no encuentro a mi papá, me dice llorando....
Intento calmarlo...No te asustes...lo llamamos por teléfono...
De chico a todos nos hacían recordar el numero de teléfono, la dirección, así pude un día, con 5 años, escaparme del cole y llegar a casa gracias a la solidaridad de una desconcertada señora que iba a comprar el pan. Pero volvamos al mohicanito...
Decime como se llama tu papa, le pregunto. 

Sorpresa en la cara del nene...me contesta...no se...
Un minuto después encontramos al pelotudo del padre que por supuesto le echo la culpa al pibito de su extravío.

viernes, 10 de febrero de 2017

De corsos y derrotas.

No me gustan los corsos. Me gustaban antes, de chico. Corsos para ver chicas, bañarlas en espuma y molerlas a golpes con el machete hueco de plástico que apenas pesaba 20 gramos. Era lindo acorralarlas. Pero también que te acorralen. Esperar la venganza de parte de ellas. Sentir la espuma saliendote de las narices porque habías sido emboscado brillantemente. De hecho, nosotros también emboscábamos a ellas. Así era el corso del sur. Por la avenida Alsina, de dos manos, por una transitaban las comparsas y por la otra los autos. Las comparsas eran, a la vista de hoy, patéticas. Aunque creo que no han cambiado mucho. Tengo como esa dualidad de recuerdos de corsos entrañables pero con imágenes que me me parecen feas y ordinarias. Una bipolaridad carnavalera. En esa Av. Alsina íbamos esa noche a la caza de alguna señorita que como nosotros, también tuviera su machete listo. A pocos metros divisamos una que estaba sola, o con lo que parecían eran sus padres. De bermudas celeste y pelo rubio, tendría tal vez 12 o 13 años. Ya se estaba formando en su continente la chica, y ese continente parecía inexplorado. Se le notaban las montañas en progreso y también su bahía y hacia esos paisajes fuimos. Levantamos nuestro livianito machete y ella al vernos hizo lo mismo. Pero el de ella parecía diferente, mas opaco, no se traslucía, con un color mas amarillo. Ya estábamos ahí y el duelo estaba declarado pero cuando dimos los primeros golpes, la hija de mil contraatacó con un machete similar pero relleno de... ¡arena! Nos dio por la cabeza, por el lomo, por los brazos y todo ante la mirada aprobadora y sádica de quienes serian los padres de semejante monstruo. Corrimos. Ella no hizo lo mismo, se quedo mirándonos con sorna, con desprecio, con victoria.

jueves, 9 de febrero de 2017

Luis Alberto Diamante.

Que es lo que mas nos duele de la muerte de Spinetta?. 
Mas allá de extrañarlo, de saber que jamas volveremos a ver un show como el ultimo de Velez, mas allá de todo eso, tal vez lo que nos dé tanta sea pena intuir que una época esta comenzando a morir. 
Una de próceres, de héroes culturales, de iluminados. 
De artistas que abrieron un camino, que revolvieron almas, apuraron abrazos, consolidaron amores y musicalizaron despedidas. 
Una época donde todo estaba por hacer y lo hicieron bien.
Una época donde las letras transitaban por la poesía o la realidad mas cruda, pero nunca por la boludez. Donde el compromiso era otro, los acordes eran imposibles y la melodías se llevaban nuestros sueños de paseo por un rato. 

Una época que algún día debía terminar.
El dolor no solo esta en la partida de Spinetta, también esta en la partida de una era que vimos brillar como un diamante. Un brillo que se va opacando, que ya no será.
Un época que vimos, testigos privilegiados, como era el nacimiento del rock en la Argentina.
Para los que estuvimos allí, esa época sera nuestro tesoro..
Resultado de imagen

viernes, 20 de enero de 2017

Los feos y su CV

Que los lindos tienen mejor suerte eso no es novedad. 
Que consiguen mejores trabajos, mejor pagados, buenos créditos, tienen mas amigos, reciben mas comentarios en sus posteos así publiquen una pavada y no hay un solo sábado en el que se aburran, tampoco.
Es cierto que algunos desgraciados estéticos puedan pegarla en algún momento a costa de algún talento que les ha costado el doble demostrar o de algunas actitudes que les llevaron años convencer..Pero es solo eso, un logro muy escaso si lo comparamos con los que consiguen los bellos.
Esto es solo una percepción o puede ser medido?
Se hizo una prueba...
Un CV con una foto de un lindo y uno con la foto de un feo. 

“Se probó claramente la discriminación porque en algunos casos mandamos el mismo curriculum con la foto de un feo y con la de un lindo. No sólo a los lindos los llaman más sino que también los llaman más rápido”. 
El trabajo fue publicado recientemente en Economics Letters .
Fernando Esteve es profesor de Análisis Económico en la Universidad Autónoma de Madrid y asegura que el mercado de los productos de belleza vive en constante crecimiento porque cada vez hay más feos.
Tal vez la comparación de los medios hace posible esto...
Los bellos están en tapa, en la tele en el cine...
Cualquier comparación nos deja perdiendo..
Y como es ese el modelo que se impone....estamos fritos.

miércoles, 11 de enero de 2017

Para la cartera de la dama...

Algunos saben que me gusta escribir historias. De diferente ritmo y genero , suelen aparecer casi siempre de una sola manera.
Al escuchar conversaciones ajenas.
Las veces que viajo en el tren o en el 59, no uso audífonos. No entiendo como la gente se aísla , se encapsula en un par de ellos. Hay mucho para oir en un viaje de Lomas a Constitución. Esa especie de voyeurismo auditivo algunas veces da sus frutos. 
22.05, tren desde Lomas a Plaza...Una guarda de pelo rubio, menuda, de unos 35 años , viaja en mi vagón...tiene la costumbre de anunciar con un grito la estación próxima..Me parece raro, pero se ve que a ella no. Repite su rito en cada estación, Escalada...Lanus...pero al llegar a Gerli agrega un párrafo que vuelve su tarea interesante...
-Gerliiii...atencion al bajar, cuiden sus celulares....!
Ah, bueno., la advertencia hace que los pasajeros se aprieten los bolsillos o aprisionen su cartera...
Jamas supe los números de las estadísticas de robo en los andenes de la estación Gerli, pero parece, según la rubia guarda, que son altos. De inmediato se dispara una conversación entre dos mujeres que no viajan juntas y ni siquiera una al lado de otra. Las separa el pasillo.
-Roban en gerli?, le dice una a la otra...
Ambas se parecen, están vestidas parecidas y sus modos de habar son similares...tal vez ni sepan si comparten el mismo barrio o no, pero podrían.
-Si, aca roban mucho...todo el tiempo....responde la otra con aires de probado conocimiento...
Me pregunto cómo sabrá, son datos que solo podrían sostener con tanta seguridad quien viva en esa estación o al menos quien baje en ella. Pero intuyo que la señora que sabe de estadísticas jamás pisó esos andenes.
La charla sigue con otros robos...lo inseguro de todo, los robos a través de las ventanillas en Constitución, y si una viaja sola hay que tener cuidado.... y así se van pareciendo a dos vecinas comentado durante el viaje para hacerlo mas facil y mas rapido.
No se si se despidieron con un beso en Constitución, pero sus diálogos me sirvieron para contarles esto. 
Sobre los robos en los andenes de Gerli y en lo interesante que es escuchar conversaciones ajenas. No es necesario participar...solo oir y hay algo mas que tambien esta bueno. Quedarse afuera de ellas...
Y para la cartera de la dama y el bolsillo del caballero aqui les dejo esta historia esperando que haya sido de su interés. 
Y si no lo fue, la dejan sobre el asiento y ya paso a retirarla..