domingo, 12 de agosto de 2018

Abducida.



El día estaba claro, atardecía y había una luz muy cálida y especial para tomar algunas fotos, pensaba esto mientras recogía algunas ramas pequeñas. A lo lejos se escuchaba unos trinos y algunos ruidos del viento que acariciaban las copas de los árboles agitándolos como en una marea.
Todo eso era natural, ella había aprendido a gozar con estos días luminosos cada 6 meses, cuando le daban esas ganas de ir al campo y hacer cosas como las que precisamente estaba haciendo… las ramitas.
La chimenea encendida le daba al comedor de la casa ese color de película, como salida de algún libro de los que había leído de chica. Tal vez Mujercitas, o alguno donde la familia se sentaba frente a la chimenea a leer en épocas donde internet no podía ni imaginarse.
Las ramas empezaban a pesarle en los brazos. Pero no eran suficientes, a pesar de que ya empezaban a dejarles marcas rojas. La camisa arremangada dejaba ver unos brazos fuertes, era una mujer entrenada, que se animaba a las profundidades de un mar agitado. Y planeaba como una sirena en los mares calmos.
Podía llevar sin esfuerzo un tanque de oxígeno de aluminio, liviano pero delicado, que se cuidaba de chocarlo contra los corales de Centroamérica, donde solía dar clases de buceo. Conocía todo tipo de peces,  una fauna desconocida para los que solamente conocemos la superficie del planeta. Podía distinguir cada animalito que se le acercaba, por colores, por formas… y compartir con sus alumnos cada descubrimiento. Barcos hundidos, formación de nuevos corales, algunos raros monumentos de piedra, plantas…casi todo lo conocía aunque sabía que el  mar siempre da novedades.
Y estaba atenta a todo ello.
Las ramas eran cada vez más. Algo finitas, arderían rápido y mañana debería salir de nuevo. Pero no le importaba, cada caminata era respirar los olores de un campo que conocía, que no daba novedades, un terreno en donde no tenía que hacer descubrimientos como lo hacía después de cada corriente marina. Un terreno  rodeado de una alambrada lejana, pero segura.
El peso la hacía tambalear…se sentía distinta, como cuando la mezcla de oxigeno de su tanque al bucear no fuera adecuada. Creyó que las ramas eran muchas y dolían en los brazos. La marca que dejaba era algo dolorosa, pero era un dolor distinto, suave, silencioso y tibio. No era para quejarse, pero la sensación estaba allí.
 Mientras caminaba ahora lo hacía sin rumbo,  no podía ver la casa,  ni reconocer el camino, ni las piedras, ni los arboles…
¿Se habría sentado  en el pasto a descansar? No estaba segura, pero vio que había caminado demasiado en una dirección distinta, ni siquiera parecía un campo de la provincia de Buenos Aires, ni sus olores, ni sus trinos.
Miró hacia el sol y se quedó ciega un instante…el color era raro…le daba  sobre su piel dándole un reflejo extraño y no brillaba. Uno de los brazos lo sentía raro, como si algo desconocido estuviera rozándolo, pero no había nadie, su brazo estaba tapado por las ramas. Alguien la miraba…alguien estaba allí…Sus ojos se cerraron y al abrirlos se sintió desmayar.
Que lindo día para unas fotos se dijo, miro las ramas que había recogido y creyó que eran suficiente. Apenas a unos 100 metros se vislumbraba la casa, brillante y colorida, con flores y ligustrinas y  esos techos verdes que siempre consideró el detalle justo de un estilo inglés que le gustaba.
Tiro la leña en un contenedor y miro sus antebrazos…sorprendentemente no tenían ninguna marca, las ramas no habían dejado mella salvo un raro tatuaje. Uno desconocido, nuevo, que cambiaba de forma según la luz. Mostraba unos raros animales, ignorados, nunca vistos, o tal vez no eran animales, ni eso era un tatuaje. Un dragón, un ciervo, un pez plateado…¿que había allí? Al volver a mirarlo ya no estaban y estaban otros, tan irreconocibles como los anteriores… ¿Los había visto alguna vez en esos mares, en esos campos??
No, jamás había visto animales semejantes…
Se refregó el brazo, el tatuaje no salía, se quedaba firme como desafiándola a recordar algo que no podía hacer. Una marca invasiva, no elegida y que  no podía borrar.
Se tapó rápido esa marca, las mangas de un suéter lo ocultaron hasta que de a poco y después de varios días se fue yendo, volviéndose con tonos pasteles. Ya no tenía el brillo del inicio, los animales apenas podían verse. El tiempo y sus lágrimas aterradas sobre él, fueron borrándolo.
Por la noche tiene sueños extraños, donde la observan, gente que no reconoce, que no identifica, que no recuerda y que duda de que sean realmente humanos.

sábado, 28 de julio de 2018

Profugos

No tuviste infancia si nunca quisiste irte de tu casa. 
Quien no ha tenido ese sentimiento, esas ganas de rajar y con la preocupación de nuestra ausencia, vengarnos de nuestros padres y de sus exigencias? . 
Pero lo máximo que recuerdo en el caso de mis hijos es verlo a Lucas en la puerta con un bolsito y un calzoncillo dentro de el como todo equipaje. 
Apenas si llego al jardín...
Parece que el exterior era algo mas duro para enfrentarlo con un calzoncillito en la mochila.
Hoy las cosas parecen diferentes. Adolescentes que se fugan de sus casas por motivos tremendos para ellos y que están basados en los argumentos de siempre...No me gusta tu novio, tenes que estudiar, limpia tu cuarto.... Cosas que lo perciben como invasiones a su mundo que ningún adolescente puede soportar. 
Algunos lidian con eso de manera responsable, otros, mas líricos y confiados en una aventura romántica, se lanzan a la calle sin avisar poniendo en alerta no solo a sus padres, sino a las autoridades y a nosotros, que reposteamos los pedidos de paraderos haciendo mas dramática su fuga y dándole a ella una entidad a veces exagerada. Que por supuesto halaga y da relieve al fugado.
No hablo aquí de los muchos que se escapan por verdaderos motivos aunados a su imposibilidad de pedir ayuda, no saber como hacerlo o no encontrarla. Maltratos, familias violentas, abusos...Para ellos no es este comentario. 

Lo que queda de los otros escapados, los de rebeldía al pedo, es una consecuencia desagradable, la naturalización de estas cosas como travesuras, si se puede usar esta palabra en un adolescente, y la falta de importancia que le iremos dando con el tiempo, hasta llegar a importarnos un pito. Y sin saber discernir los motivos de una fuga, todas serán lo mismo. Con el perjuicio hacia los que realmente desparecen por motivos criminales o realmente graves.

jueves, 26 de julio de 2018

Como lo dije, como lo recibiste?


El mensaje y el como lo decimos suele ser con lo que se arma una conversación. 
A veces no es lo mismo decir Hijo de puta de un modo que de otro, eso es claro. Manejamos una enorme cuota de ironía que a veces hacen mas dificil nuestra comunicación. 
Me toco advertirlo con unos españoles que cierta vez conocí y con los cuales salí de paseo. Tardaban un poquito entender que "uh que linda lluviecita" era en realidad una lluvia de mierda que podía poner en riesgo nuestro paseo.
Todo eso se aumenta con el whatapp.
Donde ya no solo entra en juego el mensaje, como lo decimos sino tambien, la propia entonación que le pone el receptor según el momento emocional que este pasando.
A veces una frase simple sin demasiadas interpretaciones puede ser una bomba en la lectura de alguien que se levanto con el pie izquierdo. 

Esa percepción personal que hace el receptor puede costar un noviazgo. una amistad, un contrato...un trabajo. 
Muchas veces me han leído algún mensaje de whatapps ajeno y tengo que decir...No le pongas esa entonación ...yo no lo interpreto asi...
Por eso, hay que ser muy simple a la hora de escribir, como si estuviéramos escribiendo para una sola neurona
..

sábado, 21 de julio de 2018

Amistades

Aristoteles decía: Una amistad perfecta es sobre todo una relación ética. 
Soy amigo del otro, por lo que el otro es en si mismo, y no por lo que el otro me da u obtengo por estar con el.
Una amistad perfecta es aquella en la que aun en contra de mi propia conveniencia obro por el otro. Y de esa manera mejoramos la humanidad entera.
Se necesita semejanza y reciprocidad...Soy amigo de quien es mi amigo. Entonces es un intercambio, doy y recibo. 
Si solo doy y no recibo...hay amistad posible?
Y la semejanza?... se necesitan cosas en común?. Aristoteles dice que es necesario algo en común, pero cuanto?. Nadie es amigo de alguien completamente diferente...Si la amistad es semejanza, quien asemeja a quien..?
Puede haber un yo imponiéndose sobre un otro?

jueves, 19 de julio de 2018

Una inyeccion para la madre.

Cuantas veces vemos a madres o padres, inútiles para ejercer autoridad que se la transfieren a un policía, o a alguien que creen tiene mas autoridad que ellos.....con el ejemplo que sigue, entenderán mas...
Si algo no me banco de algunos padres es la transferencia de autoridad a desconocidos.
En una época tenia una traffic blanca, lejos estaba de parecer una ambulancia. Era un vehículo de pasajeros, que lo usaba solo particularmente.
Busco una panadería, quiero unas medialunas, encuentro una en la calle Oliden de Lomas de Zamora, estaciono frente a ella y entro. 
Detrás del mostrador una mujer de no mas de 35 años esta lidiando y perdiendo, con un nene de no mas de 7 años.
Digo buen día y la mujer lejos de contestar le dice al nene..
-El señor es de la farmacia, ves la ambulancia afuera, si no te portas bien te va a dar una inyección.
Notable el ingenio para la pelotudez de esta madre.
Lo miro al nene, que me mira...y acercándome a el lo mas que puedo y de un tirón le digo.
-No soy de la farmacia, no es una ambulancia, no pienso ponerte ninguna inyección y el dia que lo hagan sera porque estas enfermo y esa inyección te va a curar. Señora me da 6 medialunas?
La mujer, en silencio y sorprendida me da las facturas..
Me voy, al .único que saludo es al nene.

miércoles, 18 de julio de 2018

el que avisa puede hacerlo

Hace unos cuantos años lo vi comprando una soga. Me saludo mientras la estiraba intentando probar su fortaleza. No era mas que otro cliente en la ferretería de Moreno en Bariloche.
Por la noche, en los sótanos del hotel Sol, se colgó con ella.
Estas son las señales de alarma que Asistencia al suicida sugiere tener en cuenta.
Señales de alarma
Las crisis se presentan como:
* Conducta suicida impulsiva.
* Pérdida del sentido de la vida.
* Enfermedad seria o incurable.
* Intento de comunicación suicida.
Algunas señales que indican peligro:
* Amenazas de suicidio o referencias reiteradas a la muerte.
* Elaboración de planes para la propia ausencia.
* La presencia, dentro de un cuadro de sufrimiento, de insomnio, retraimiento de los contactos sociales, pérdida del impulso sexual o de interés en sus hobbies, o cambios en el carácter que hagan notar a la persona muy "diferente".
La persona que piensa suicidarse padece de una crisis; necesita apoyo para ser protegida de si misma. La familia y los amigos pueden ayudar. En caso de duda, recurrir a un experto.
Muchos suicidios ocurren en los tres meses siguientes al comienzo de la "mejoría" del estado de gran sufrimiento depresivo. Familiares y médicos han de estar atentos especialmente durante este período.
En presencia de cualquier de estas señales, recurrir a los Servicios de Psicopatología oficiales o privados.

lunes, 9 de julio de 2018

Cuando nevó en Belgrano.


Cuando nevó en Belgrano
hace mucho, tanto tiempo
se dejaron viejos juegos
e inventaron muchos nuevos.
Cuando nevó en Belgrano
relucieron las bufandas,
los abrigos, muchas mantas
guantes gruesos, medias largas.
Cuando nevó en Belgrano
no era tan niño entonces
crecía sin esfuerzo
simulando ser un hombre.
Cuando nevó en Belgrano,
me olvide de mi niñez
adopté postura esa vez
de señorito franciscano.
No aprendí lo que era
hacer muñequitos blancos
no junte ni un poquito
de nieve en algún tarro.
Tirarse con bolas de nieve
para mi era un espanto,
nunca iba a participar
de semejante zafarrancho.
Fue así como me creí
un niño bien ubicado,
nunca imagine todo lo que perdí
...el día que nevó en Belgrano.

domingo, 8 de julio de 2018

Esperando al Zurdo

Nueva York, 1935. La clase obrera no se recupera de la crisis del año 29. Frente a la precariedad económica, el sindicato de taxistas de la ciudad debate el ir o no a la huelga. Harry Fatt, secretario del gremio desde hace 15 años, se opone a la acción, que es reclamada por el comité de huelga encabezado por el Zurdo Costello. Alguien que parece, jamas llegara...
Clifford Odets escribio esta actualisima pieza en 1935, en aquellos precisos momentos donde se producía la acción. El cierre de empresas y  de bancos  volvía a EEUU a la crisis. Un grupo de taxistas arma una asamblea para definir el paro...
Poné la fecha LPQTP faltaba , solo eso. 
Los espectadores se sorprenden de pronto siendo parte de esa asamblea , con actores sentados a nuestro lado que nos impulsan casi, casi, a acompañarlos en sus gritos y pedidos. En escena un  secretario del gremio pretende que este paro nunca se haga...LA asamblea salta de pronto a la vida cotidiana, a aquello que cada trabajador sufre en su casa, las demandas de un mejor vivir en boca de sus esposas, los planes truncos de una pareja, y otras escenas que nos llevan como en un relámpago desde esos años norteamericanos a estos años argentinos. 
Nada parece diferente, todo se repite. Una frustración transita la sala.
Los actores cumplen con eficiencia sus roles. Nos llevan de esas tristezas cotidianas, a esas cuestiones éticas que la obra propone y que cada uno resolverá en su intimidad.
Esperando al zurdo es una mezcla de una historia actual y sin anestesia y un grupo de actores que le da vida con un talento a prueba de todo.
En el teatro Corrientes Azul. Sabados 21 hs. Son puntuales, ustedes no lleguen tarde, allí se define la vida de los trabajadores. 


 ..Imagen relacionadaResultado de imagen para esperando al zurdo criticas

viernes, 6 de julio de 2018

Perrito Matambre.

Hace unos días me paró un control de prefectura en el puente Victorino de la Plaza. (Aviso:si es impresionable, no siga la lectura) 
Me detuve cordialmente, ahogando una puteada porque siempre me paran. Me ven de saco y corbata en auto nuevo y pensaran...este tipo no dará problemas. 
Si es un grone sin luces ni papeles, entonces se tienen que poner a laburar, llamar la grúa hacer el informe y es mucho trabajo para los muchachos. 
Decía entonces que me detuve y sonriendo y de memoria les di todo lo que piden siempre. "Todos los días, me paran"...le comenté..."Ah si? pero el personal cambia todos los días..." contesto.
Luego de visto todo los pelpas, (ojo si es impresionable o admirador de El campito o similar, deténgase.) puse primera y lentamente partí de allí. 

A los 3 segundos escucho un revoltijo debajo del auto y una mezcla de ladridos y llanto perruno. Como si hubiera atrapado alguien o algo debajo del auto caliente y estuviera desesperado por liberarse . Sentía que arrastraba algo...pero que era?...Frene levemente y por atrás, debajo del baúl , un perro maltrecho salio corriendo perdiéndose en la noche cerrada de Barracas. 
Lo vi irse gimiendo y creyendo que a pesar de la revolcada, el perro estaba bien.
Al otro día volví a pasar por el puente Victorino de la Plaza, los gendarmes esta vez dormitaban dentro de su camioneta. 

Pero alrededor de la misma...junto a otros atorrantes, estaba el perro revolcado, ese que se volvió un matambre debajo de mi auto y que como si nada, como si la muerte para el no existiera, conversaba alegremente con otros perritos tan afortunados como el..

jueves, 28 de junio de 2018

el Travolta de Laprida

Corrían los 80 y la fiebre del sábado por la noche estaba en boca de todos. La pelicula había logrado captar el interés de una generación, pero ¿era la pelicula la responsable o tal vez era esa música entradora, pegadiza, que se metía hasta en la ultima célula bailadora de tu cuerpo y arrastraba con ella el éxito del film?. 
La calle Laprida no era peatonal en esos días, bullía de negocios ruidosos que revelaban las nuevas tendencias de la moda del gran Buenos Aires. 
Pero yo no compraba ahí, prefería las calles aledañas donde podíamos encontrar prendas importadas, Fruit of de Lom, Pinguin, Chombas Jimmy Connors y las históricas Sun Surf. 
Pero ir por Laprida era interesante....
En esa calle se daba cita toda clase de fauna, gente que pedía monedas era común de ver. Lo que no era común era la perfomance de este personaje que totalmente desbordado hacia unos increibles pasos de baile en la puerta de las disquerias de la zona. Hoy serian un negocio de la prehistoria, ya no existen, pero en esos años estaban muy en boga y la música de esos hit de fiebre del sábado por la noche eran fácilmente escuchables cada dos pasos.
El sujeto en cuestión daba su numero artístico sin ningún tipo de verguenza hasta que los dueños le sacaban la música. 
La cara de decepción no era solo del bailarín, sino tambien de la gente que lo acompañaba con la mirada. Y entonces el seguía su camino, buscando mas música, no sin antes pedirte una colaboración. 
Y así cada tanto lo veíamos sobre Laprida, pidiendo monedas y bailando en las veredas. 
Por esos años salia con Gaby y soliamos recorrer Laprida, no como algo de todos los días, pero por ahí andábamos. 
Varias veces el bailarín nos enfrentaba con las manitos juntas, pegadas a su pecho y nos decía...¿hermanito, tenes una moneda....?
Gaby se reía...sos el hermanito de este?...
Y algo le dábamos.
Con el tiempo no pudimos con nuestra naturaleza y en un encuentro no dejamos pasar la oportunidad de abordarlo nosotros y decirle...
-Hermanito, tenes una moneda?..
No le gusto, me miro serio,,,,
.¿Pero como, hoy no soy tu hermanito? le dije...
Y hablamos...tranquilamente se quedo a conversar con nosotros. Pero ya no era el Travolta de Laprida, ahora era Carlitos, un ex enfermo mental con papeles que lo demostraban y que según el le permitía no ser molestado por la policía. 
De hecho , no era ningún gil Carlitos. Tenia tres ciudades donde ofrecía su arte y te mangueaba luego. 
Lunes y martes estaba en lomas, miércoles y jueves en Lanus y viernes y sábado en Quilmes. Domingo descansaba.
Así no canso a la gente, sostenía.
Tengo mi mama a cargo, decía, hago esto, porque mis hermanos no hacen nada...
Un capo Carlitos.
El tiempo nos hizo dejar de verlo, con Gaby nos casamos, nos fuimos de Lomas y no lo vimos mas. Hace poco encontré esta foto, alguien conocía a Carlitos y su alegre personalidad, pero no esta historia que cuento. y que bien podría ser parte de una biografía no autorizada. 
Carlitos murió hace unos cuantos años, de sida. Sin cobertura medica, viviendo apenas con lo que juntaba y luego de cuidar a su madre.
Carlitos sera uno de esos personajes que a veces nos perdemos la oportunidad de conocer...
Y la casualidad hizo que una foto me despertara estos recuerdos. 
Bailate algo Carlitos...que tu hermanito algo te va a tirar..La imagen puede contener: una o varias personas y personas de pie

viernes, 13 de abril de 2018

La Casa de Papel



Acá va un análisis amateur, medio rasca de La casa de papel.
 No contare el final, aunque ya les dije que es vertiginoso.
Pero porque esa serie fue tan bien recibida?.
En mi caso el motivo principal de su atención lo dejare para el final de este posteo, aunque precisamente en el ultimo capitulo se lo aclara perfectamente, se pone en palabras del profesor y entendí que no estaba equivocado. Ni yo, ni todos los que fuimos cómplices de este atraco.
Porque si fuimos cómplices...contamos con ellos cada uno de los euros....o no? Y hasta hicimos planes de que hacer con ellos..
La narración cae en manos de los propios ladrones, a diferencia de otras películas similares , esta historia no la cuenta la policía. Y a veces ponernos del lado de los malos nos resulta facil. Y mas si los que queremos que ganen son una banda de encantadores perdedores, para nada crueles, no quieren matar a nadie, solo robar y eso deja nuestra cuestión ética a salvo, o casi, porque no olvidemos que amparamos el mayor saqueo de la historia. Pero los tipos, inteligentemente no quieren matar a nadie, algo necesario para lograr el apoyo del publico ficticio que mira el robo desde la tv o de nosotros mismos.
Y entonces los antiheroes comienzan a parecerse a unos representativos vengadores. Unos que derriban el sistema y le roban a los mas importantes ladrones del mundo, los bancos. Como no estar a favor de esto...?
Los delincuentes terminan siendo buenos y los buenos terminan siendo malos, como el capitan Prieto o el director de la casa de la moneda un personaje egoista y despreciable.
Los roles han cambiando y nos sentimos cómodos con eso.
La figura de mameluco rojo y la mascara seguramente quedara en el inconsciente colectivo y se transformara en la imagen de la resistencia a los robos del sistema financiero.
Y en el medio, una historia de amor...el bien, la policia y el mal, el profesor...se atraen. El bien pone una pequeña resistencia...pero finalmente...
En definitiva el mal que nos muestra esta serie pone de manifiesto un mal mayor...el de todo un sistema que durante años han tratado de hacernos creer que era normal que los bancos se queden con nuestros ahorros, con nuestro futuro con apenas una decision emanada de una reunion de directorio entre cuatro millonarios hijos de puta.
La imagen puede contener: una o varias personas y personas de pie

martes, 20 de marzo de 2018

Volvamos al amor.


Todos los días asistimos a como le dan a este sentimiento una supremacía absoluta. Carteles, pensamientos escritos en sobres de azúcar, posteos en feisbuk intentan convencernos que  el amor lo es todo
Imposible ser feliz sin no tenes amor.
Acusaciones de que la falta de amor te hará un infeliz y que el que no ama casi, casi que se muere...Y siempre dándole esta responsabilidad al sujeto, como si este no quisiera estar enamorado o sea un cavernicola negado al amor...un ermitaño del sentimiento.
No conozco a nadie que no quiera enamorarse.
Y conozco a varios que sostienen que si no te enamoras es porque no queres y eso te impide lo mejor de la vida.
Hay gente al que el amor no le llega, y no es un negado. No le llega, simplemente. 

O ya amo lo suficiente y por eso le cuesta mas. 
O no encuentra a quien amar, o no lo aman , no se, tal vez porque no se dio cuenta de lavarse las patas a la noche.
Un bolero parecería apoyar esto...la mujer que al amor no se asoma no merece llamarse mujer...pero...y si se asomo miles de veces y la corrieron a cascotazos?
Como sea, cuestiono fuertemente el concepto de que si no amas sos un infeliz, un perdedor, un tipo que decide no hacerlo. 

Podes ser feliz sin haberlo conocido, pero....
Cuando el amor te llega, no hay con que darle, no hay como negarlo, imposible soslayarlo. Te revienta la cabeza y te la deja hecha pedazos.

jueves, 15 de marzo de 2018

Nuevos tiempos

A raíz de los progresos tecnológicos, nuestros cerebros se están volviendo más perezosos y, por ende, tontos.
Replicamos información sin confirmar, solo porque esta en sintonia con nuestras creencias.. Quienes generan estas mentiras en la red, buscando un provecho personal, ya no se cuestionan lo ético del asunto. 
De a poco vamos naturalizando estas manipulaciones y terminaremos creyendo que no es mas que un ejercicio profesional. O sea, vamos perdiendo conciencia ética, las mentiras en campaña ya no se condenan, son parte de ella, y son una herramienta que cualquier profesional cree debe utilizar. 
Cuando la noticia comenzó a ser una mercancía, la verdad dejo de ser importante, dice Ryszard Kapuscinski. 
Son tiempos de posverdad. 
Cada paso adelante que da la comunicación nos exige mayores responsabilidades como lectores, mayores análisis, para no ser victimas de esa posverdad que ya parece ser algo virtuoso y común en estos tiempos.
Pero que nos termina convirtiendo en victimas.

jueves, 1 de marzo de 2018

Síndrome de Doña Florinda

El "Síndrome Doña Florinda", apunta a personas que tienen aires de superioridad hacia sus pares.
El personaje en cuestión siempre creyó estar por sobre el resto de los habitantes de La Vecindad, a pesar de vivir en las mismas condiciones que el resto, e incluso los tildaba de "chusma", representando un falso estatus superior, basado en en el mero detalle de que a diferencia de otros, ella pagaba la renta a tiempo. 
Además, también se caracterizaba por siempre se quejarse de su vecindario, pero aun así nunca se mudaba.
El llamado "Síndrome Doña Florinda" ha sido estudiado en Colombia y Argentina, e incluso hay un libro bajo el mismo nombre del autor platense Rafael Ton.
 Este fenómeno representa un cierto tipo de malestar del lugar que se ocupa en la sociedad, característico de la clase media. En conclusión, este fenómeno se basa en las personas arribista que reniegan de su estatus social.
El votoglobo.
Me parece que esta es la mejor foto de doña Florinda, como para empezar el dia...La imagen puede contener: 1 persona, exterior

domingo, 25 de febrero de 2018

El pelotudo papa del mohicanito

Tiempo atras...
18 hs en el Coto de Banfield. 
Un nene de no mas de 6 años con un ridículo corte de pelo mohicano llora a mis espaldas.
 Lo miro y lo descubro solo, tiene las manos entrelazadas y cara de miedo. 
Me acuerdo cuando con 6 años me perdí en un enorme supermercado de la época que se llamaba Satélite. Era la génesis de los que hoy son los hipermercados. Me acerco al mohicanito y le pregunto que le pasa. 
Me perdí, no encuentro a mi papá, me dice llorando...
Intento calmarlo...No te asustes...lo llamamos por teléfono...
De chico a todos nos hacían recordar el numero de teléfono, la dirección, así pude un dia, con 5 años, escaparme del cole y llegar a casa gracias a la solidaridad de una desconcertada señora que iba a comprar el pan a la que le repetía Sarmiento 4125, Sarmiento 4125.
Pero volvamos al mohicanito...
Decime como se llama tu papa, le pregunto. Sorpresa en la cara del nene...me contesta...no se...
Un minuto después encontramos al pelotudo del padre que por supuesto le echo la culpa al pibito de su extravío.

sábado, 17 de febrero de 2018

Seguir corriendo

Hace algunos años me habían contratado para hacer un documental sobre las ruinas jesuíticas de Santa Maria, en Misiones. Allí, también había un cementerio donde por las noches algunos furtivos profanadores abrían las tapas de los ataúdes de los niños para robarles el último huesito del dedo. Según los lugareños, lo hacían para tallar allí la imagen de San La Muerte, patrón de la vida y con eso colgado al cuello se animaban a enfrentar cualquier cosa, desde un asalto a mano armada ( en cualquiera de los dos bandos), hasta una guerra como la de Malvinas. Era increíble ver todos los ataúdes abiertos, las tapas lejos, los cuerpos ya ausentes. Y por las noches, los ruidos que de allí venían. Pero eso será otra historia.
El asunto es que una tarde mientras esperaba una puesta de cámara me senté entre unas piedras y trate de escuchar. La selva, sus animales, el vaivén de lo árboles… el pasto crecer…. (?)… (Esto ultimo, imposible, ya lo sé).
Estaba en eso cuando al poco tiempo empecé a ser visitado por uno, dos, después tres y al rato docenas de lagartijas pequeñas que cada vez tomaban más coraje y se acercaban confiadamente. Las miraba y de pronto recordé la cualidad defensiva de estos bichos. Ya sabemos que son capaces de dejar sus colas si esta se aprisiona entre dos piedras, o si es sujeta por algún depredador, no hacen mas que soltarla.
Así continúan su carrera, así salvan su vida.
Y entonces imaginé cuantas veces hacemos esto en la vida.
Tener que dejar algo muy querido, una amor…un trabajo, una casa, un país.
Algo tan doloroso como para la lagartija dejar la cola.
Y todo por seguir avanzando, por seguir corriendo en la carrera interminable de la vida. Y como a ellas, que luego la cola les vuelve a crecer, a nosotros aquel amor perdido vuelve en otra forma, aquel amigo, aquel trabajo, volvemos a recuperarlo si supimos desprendernos a tiempo y no detener nuestra carrera.
Esas cosas tan dolorosas, que creemos que perdimos para siempre, finalmente, como la cola de la lagartija, se recuperan.
Por eso tal vez, algún día, una lagartija seria el tatuaje que elegiría.
Una que no se detenga y que siempre siga corriendo.
La imagen puede contener: una o varias personas y primer plano

domingo, 11 de febrero de 2018

Mariana del Bosque



Mariana.
Esa tarde en el bosque municipal la vi sola, contemplando un mapa. Tal vez buscando el sendero y hasta donde llegaría a través de el. Pase cerca de ella y note que intento sobre mi una mirada, algo rápida, sin mas intenciones que saber quienes andarían por ese bosque. Yo la mire mejor, me extraño que estuviera sola, pero hoy las cosas son así..
Nancy, Tito y yo teníamos un territorio de fantasías por delante. Imaginábamos escenas de cuentos infantiles que ocurrirían en ese bosque, ver a Caperucita en su combate final con el lobo, luchando por su vida, o los siete enanos buscando emboscar a cenicienta vaya a saber que que intenciones. O Jason, corriendo a los paseantes con la motosierra sin dientes que usa en las películas.. Y así llegamos a un lago...y nos sentamos en unos troncos a descansar.
Allí volvimos a ver a Mariana, ella, ya sin rodeos, se acerco directamente a nosotros a preguntarnos que había mas allá de ese lago, quería llegar a otro lago, el Escondido, y lo creía cercano...pero no era así. Le explicamos que de ir allí, debería volver caminando varios kilómetros hasta donde conseguir un colectivo que la devolviera a su hotel. Parecía decepcionada, pero eso no la desalentó a seguir conversando con nosotros, cada vez con mas confianza...lentamente...hasta que se sentó junto a nosotros sobre el pasto. Y allí se quedo.
Teníamos una compañera mas de viaje, una que andaba sola, que era abogada, que se había cansado de la ciudad y que deseaba mudarse a bariloche. Una compañera llena de dudas, las mismas que tuvimos cada uno de nosotros cuando decidimos radicarnos allí alguna vez, y en este grupo, dos de nosotros podríamos decirle que se siente llegar a un lugar bello, desconocido y a veces, solo a veces, poco amigable...
Mariana nos escuchaba con atención. Su decisión no era solo una estrategia laboral o ganas de vivir mejor...parecía que había algo mas...una necesidad de dejar a su familia y su trabajo, perder la soledad de las grandes ciudades, hacer amigos y ser feliz...Cuantas coincidencias..todos quisimos alguna vez cosas parecidas y que ocurrieran en ese paraíso.
Mariana nos preguntaba si eso...era posible.
Que responsabilidad...que respuesta seria la adecuada..? Aquella que incluye los pies en la tierra o aquella llena de idealismo?..
Creo que con Tito hicimos un mix de posibilidades...Una respuesta alentadora, una que le sirva para creer aun mas en sus proyectos.
Hablamos mucho, Mariana se fue acercando cada vez mas a Nancy que fue su confidente en esos 2 km que caminamos juntos, creo que no habria mejor persona en todo ese bosque que la escuchara con mas atención y calidez.
De pronto le dije...vamos a ir a un lugar que te va a encantar, nada sera igual en tu vida a partir de eso...venís con nosotros?
Y así terminamos en Bellevue, tomando un café, comiendo unas tortas, escuchándola y escuchándonos...formando un lazo efímero que un numero de whatapp de despedida no pudo consolidar..
Porque así son estas historias, breves, emotivas, contundentes...
que inician y se van..
Ojala sepamos algún día si Mariana pudo concretar su sueño de vivir en bariloche...
El mismo sueño que tuvimos nosotros tanto tiempo atrás...

sábado, 10 de febrero de 2018

De corsos y derrotas. Una historia de carnaval


No me gustan los corsos. 
Me gustaban antes, de chico. 
Corsos para ver chicas, bañarlas en espuma y molerlas a golpes con el machete hueco de plástico que apenas pesaba 20 gramos. Era lindo acorralarlas. Pero también que te acorralen. Esperar la venganza de parte de ellas. Sentir la espuma saliendote de las narices porque habías sido emboscado brillantemente. 
De hecho, nosotros también emboscábamos a ellas. Así era el corso del sur. 
Por la avenida Alsina, en Lomas de Zamora, de dos manos, por una transitaban las comparsas y por la otra los autos. Las comparsas eran, a la vista de hoy, patéticas. Aunque creo que no han cambiado mucho.
Tengo como esa dualidad de recuerdos de corsos entrañables pero con imágenes que me me parecen feas y ordinarias.
Una bipolaridad carnavalera.
En esa Av. Alsina íbamos esa noche a la caza de alguna señorita que como nosotros, también tuviera su machete listo. A pocos metros divisamos una que estaba sola, o con lo que parecían eran sus padres. De bermudas celeste y pelo rubio, tendría tal vez 12 o 13 años. 

Ya se estaba formando en su continente la chica, y ese continente parecía inexplorado. 
Se le notaban las montañas en progreso y también su bahía y hacia esos paisajes fuimos. Levantamos nuestro livianito machete y ella al vernos hizo lo mismo. Pero el de ella parecía diferente, mas opaco, no se traslucía, con un color mas amarillo. 
Ya estábamos ahí y el duelo estaba declarado pero cuando dimos los primeros golpes, la hija de mil contraatacó con un machete similar pero relleno de... ¡arena! 
Nos dio por la cabeza, por el lomo, por los brazos y todo ante la mirada aprobadora y sádica de quienes serian los padres de semejante monstruo.
Corrimos.
Ella no hizo lo mismo, se quedo mirándonos con sorna, con desprecio, con victoria.

miércoles, 31 de enero de 2018

Cascara de banana

De manera amateur puedo decir que estoy convencido que en los primeros años de vida es donde se fijan gran parte de lo que seremos el resto de ella.. 
Un tio que te dice a los 6 años que el perro que tiene es un primo de Rin Tin Tin, es alguien que te esta enseñando a mentir. Pero esto lo sabes cuando al decirlo corroboras con las risotadas de toda la cuadra que es falso .."Te juro, el ovejero alemán de mi tio es primo de Rin Tin Tin".. Y juaaa, este es un boludo....!..
Uno en base a la repetición de las cargadas empieza a desconfiar de las palabras del tío. 
A esa edad uno se pregunta sin respuestas, que necesidad hay de decirme tamaño bolazo.?
De mentirme así?
Otros niños la viven peor. 

Estoy seguro que los nenes cuyos padres  okuparon una casa ajena, se criaran creyendo que ese es el medio de acceder a una vivienda, Y cuando recuerden como fueron expulsados por la infanteria, gestaran el odio a la policía toda. 
También creo que los niños que se crían en ambientes donde el padre es un vago, no trabaja porque no busca, solo vive de la solidaridad social o barrial, seguramente creerán en su adultez que así se gana uno la vida.
También he visto personas que creen que a todo el mundo hay que sacarle una ventaja. Si le vendes pan, adulterar la balanza, si le vendes un auto con la caja de cambios rota, meterle cascara de banana para que no chille y así disimularlo. Probablemente ese niño creerá que así uno debe ganarse la vida, sacando ventaja como sea del otro.
En definitiva, los niños se relacionan con el otro, asi como vieron relacionarse a sus padres...
Es dificil despegar de esas enseñanzas. No siempre se logran.
Como hacerlo...?