viernes, 13 de abril de 2007

Popeye, un profesional

Casi se va a pique el Irizar, tal vez el barco actual con mas historia de la marina argentina. Un vetusto capitan, aunque joven, se mantiene en cubierta respetando la tradicion de los viejos lobos de mar. Bah, una boludez. Ya se sabe.
Un incendio parece calcinar su carrera, y no es para menos. SU barco, la joya de la marina nacional estuvo a punto de ser una nueva casa para los peces, un paraiso para los buceadores. Como se permite que un incendio se salga de control? Es que acaso no hay un entrenamiento basico?, una guardia en un lugar que hoy, ignorantes de todo, ya sabemos que era un lugar neuralgico? Hace unos años se incendio el Easy de Lomas, unos pocos pibes mas otros empleados de Jumbo lo contuvieron a tiempo. Cuando los bomberos llegaron solo faltaba el moño. Esos pibes tenian entrenamiento, pudieron poner a salvo su lugar de trabajo. Y los milicos y tecnicos y comandante del Irizar, no pudieron hacer nada?
En que fiesta descontrolada estaban, acaso viendo grabaciones de venus? Rascandose los nisperos?
Esto ultimo no lo sabremos, lo que si sabremos es que el inutil comandante se queda arriba del barco. Maniobra necesaria para que los medios enzalcen su triste figura y lo lancen al estrellatos de los heroes. Entonces se hace el que resiste, el que arriesga su vida, el que logra que todos se pongan a salvo y se queda, aun sabiendo que encerrado en algun lugar seguro, lejos del fuego, el barco y él aun pueden resistir. Lo que no resistira sera las miles de patadas en el culo que le daran sus superiores, si estos son tipos responsables. Su nuevo destino podria ser la lancha de Cacciola en el tigre y con destino a Carmelo o el alquiler de botecitos en Palermo, que mas?
Debio convertirse en heroe para cubrir su verguenza, su culpa. YLo triste es que algunos medios se engancharon rapido, sin analisis, sin saber, sin pensar. Tal vez porque necesitamos heroes aunque estos sean incendiarios y lentos de reflejos. Tal vez porque cierta gente es idiota.
Si, ya sé, no estuvimos ahi, no sabemos un carajo, de que corno hablamos si lo mas lejos que llegamos en barco fue a Montevideo, (Dios, en Buquebus, encima) .
Pero estas especulaciones no deben estar muy lejos de la realidad, tal vez se acerquen demasiado. Lo concreto es que la etapa romantica del comandante que se hunde con su barco o el que se suicida en puerto, terminó. Hoy se preserva la vida, el comandante evacua y se evacua.
Pero el no puede hacer eso, su verguenza arde en la panza de su propia e inmerecida nave.

1 comentario:

Matias dijo...

Estoy con faringitis o algo asi hace tres dias ya, la verdad que no me importa, me alegro de que me pude tomar estos dias de descanso del trabajo por más que sea debido a fiebre y dolores de garganta. No es tan grave, el placer de quedarse en la cama unos dias cubre los dolores de la enfermedad.
Aproveché estos días para leer todo tu blog Fabian, descubrí que tus palabras son realmente profundas, me identifican y logran poner la bala donde pones el ojo, son precisas no hay nada que agregar, sigo pensando y reflexionando sobre los temas, haces crecer el interes, excelente!
Seguí escribiendo, seguí creando.