miércoles, 26 de diciembre de 2007

Cadenas


A veces los caminos se bifurcan. Nos dan una señal que el temor impide que veamos. Hay como una luz que dice insistentemente...por aca...por aca!
Y el miedo nos cierra los ojos.
Hay encadenados a una reja de la Pza de Mayo un grupo de personas que eran empleados del casino. Fueron despedidos y su accion intenta lograr la reincorporacion a la empresa. A algunos se los ve jovenes, con toda una vida por delante.
El lugar de donde fueron despedidos tiene una ambiente de trabajo deplorable, abortos espontaneos, dolores en la piernas, insuficiencia respiratoria y enfermedades ocasionadas por el humo de cigarrilo y patoterismos varios ( un empleado fue invitado a transferirse a otra provincia, se nego 3 veces y luego de una golpiza en los pasillos, ocasionada por la fuerza de choque del casino, fue derecho al hospital).
Que es lo que defienden estos pibes con esa medida desesperada?
Volver a ese infierno?.
Son jovenes, la situacion del pais cambió (bueno, algo cambió), hoy varios desocupados consiguen trabajo y ellos, con todo a favor, se niegan a torcer su destino y apuestan al fracaso en un empleo que los maltrata.
El panico los tienta.
Entonces, muchachos, corten sus cadenas, manden a la mierda al casino, tomen su indemnizacion, vayanse a la playa y al volver consiganse un trabajo, apuesten a un destino nuevo, a un futuro mejor, mucha gente lo ha logrado.
Pero para eso no hay que tener miedo.
Y basicamente, hay creer en uno mismo.

5 comentarios:

Miri dijo...

Excelente!!!

Esto me parece excelente, ojalá estos pibes lo vieran así!

Lo peor que puede pasar en estos casos es el miedo pralizante al cambio, que justamente te lo trae la poca fé en vos mismo.

Veo por las fotos que has pasado una linda navidad, y me alegro.

Te deso lo mejor para el nuevo año que comienza.

Nos mantenemos en contacto.

Mariposa... dijo...

Lo sentì mucho aunque no lo creas, ahora estarè dos semanas, me quedan los ùltimos anàlisis y la medicina de este choto paìs que ningùn mèdico se pone de acuerdo...me inyectaron 40 mg de corticoides por 21 dìas, esos son los cinco kilos que engordè, me voy desinflando,(fuè pura ilusiòn)...
me jode còmo se pasa el tiempo...en estas dos semanas se puede hacer algo?

MaxD dijo...

Buen texto que lleva a la reflexión. Las condiciones de laburo pueden mejorar si se lucha, y eso es digno. Mi problema con el casino es que cumple una función social nula o negativa y ahí no hay salvación. Hay laburos modestos y molestos pero en los cuales uno puede sentir al menos algo de realización en cuanto a que forma parte de una solidaridad social. En este caso te diría que es muy difícil por eso coincido que toda esa energía canalizada en generar un laburo más productivo podría ser mejor para todos.

Todos Gronchos dijo...

Pensaba exactamente lo mismo, pero no podía expresarlo.

¿Se quedaron aferrados a lo único que conocen o es miedo a lo nuevo?

Anónimo dijo...

Muy buena reflexion fabi!!!!

Terrible pensamiento y brindo por eso.
Seria bueno tambien expresar la presion de esos chicos por parte de su sindicato, ya que ellos no estan ahí de casualidad: Son delegados y/o amigos muy cercanos a ellos...en esto se basa su protesta.
Un saludo enorme y muy feliz año,

Javier, tu ex vecino, ex compañero y actual lector