miércoles, 23 de junio de 2010

Rompiendo Postales. Sobre los sucesos en bariloche.


Que la policía de Rio negro tiene un atraso profesional de años, no es novedad, que su preparación es mínima, que sus modales inesperados, que no saben cómo tratar a las personas o que el maltrato sea cosa corriente, no es raro. La policía de Rio negro, tal vez la peor de la Argentina.
Que la provincia de Rio Negro haya tenido gobernantes radicales desde hace años implementando la inutilidad como forma de gobierno, no es novedad, tampoco lo es que tenga riquezas de todo tipo, minería, turismo, agro. Y sin embargo mantiene políticas de exclusión que incomprensibles. Sin embargo siempre los gobernantes del mismo signo ganan en elecciones democráticas.
Es una provincia rara. Bariloche, la ciudad en cuestión es rara. Y hoy es un postal rota. Mueve enormes cantidades de dinero gracias a ser uno de los destinos turísticos mas importantes del país y uno de los municipios mas colapsados de la provincia. No hay calles ni rutas acordes, no hay hospitales ni salud que funcione, no hay contención social, no hay servicios de transporte público eficientes, no saben qué hacer en las nevadas y parecería que tampoco hay un gobierno municipal y que todo es conducido por una acuarela de nombre Cascon. Una decadencia que tiene años y que viene de gobiernos anteriores. Y sin embargo el anterior y este fueron elegidos por la gente.
¿Hasta dónde lo que está ocurriendo es culpa de sus habitantes? Un modelo que se vota, gana y se repite, repite y repite generando cada vez más dolor.
Tres chicos han muerto en estos días. No me apartare de la presunción de inocencia. Es muy pronto para saber si el disparo del de 15 años fue a 3 metros o si fue con dolo o si fue un accidente. Las balas de lo otros dos fueron de calibre 22. ¿Una treta policial para matar sin ser detectados o fue producto de peleas internas de un barrio que está en guerra con la policía desde hace tiempo? Y digo que no me apartaré de la presunción de inocencia porque nadie es hoy dueño de la verdad cuando un fiscal esta desesperadamente buscando testigos de lo que pasó. Y no me apartaré porque mañana puedo ser yo el acusado sin pruebas y condenado social. Algunos piden justicia y castigo…primero justicia, después veremos si corresponde castigo.
¿Y si fuera cierto que el cabo no quiso matarlo, y si las pericias dan como resultado un accidente? Y porqué andaba con el arma en la mano, me cuestiona un amigo abogado. Y le digo que el policía dirá ante el fiscal que lo conocía, allí se conocen todos, y era fácil presumir que le chico estaría armado, ¿porque no correrlo con el arma en la mano? Se supone que es un efectivo entrenado…Pero se supone solamente. En caso de ser un accidente será caratulado como homicidio culposo y será igual que cuando atropellan a un pibe en la avenida. No hubo intención de matar, libertad y a otra cosa. Nada claro sabemos de los otros muertos. Al menos en los medios que siguen la noticia.
Y esa marcha…la mas grande que vio Bariloche… ¿fue para apoyar a los policías asesinos? como dice la izquierda mas antigua y con olor a naftalina, esa izquierda que ya no funcionó en los 70 y que solo ve el enemigo en cualquiera que tenga un poco mas de guita que ellos. Hay un resentimiento generalizado entre el alto y el centro. Conozco ambos escenarios. El alto se dicen los trabajadores de Bariloche, los que limpian hoteles, atienden turista pesados y hacen a la economía próspera de 20 familias explotadoras. Pero ellos, los del alto se olvidan que en el centro, en Bustillo, en Pioneros, hay gente que trabaja 12 horas por día, que también hace prósperos a 20 familias explotadoras y que pagan 2000 por un bungalito, (un ranchito) de dos ambientes, ya que no tienen casa provista por el estado como ocurre en los barrios del alto. Y que muchos de ellos tampoco tienen gas, que van al hospital y viajan en el espantoso servicio público de transporte. Y estoy seguro que también esa gente, la del centro fue a la marcha y no solamente la generación de fachos, nazis y gorilas que aun pueblan y poblaran Bariloche.
¿Fueron a apoyar a los policías asesinos?
Este es el argumento principal de quienes atacan esta marcha, de apenas 4000 personas. Por lo que sé nadie se acercó a la fiscalía a pedir la libertad del cabo en cuestión. Nadie. Solo apoyaron una institución que buena, mala o pésima, es la única que existe para conservar la seguridad. Que el gobernador no haya ido al escenario de los hechos dice mucho seguramente. Y será una lección para aquellos que viene sosteniendo este modelo de gobierno desde hace años.
Y las generalizaciones dividen, son injustas, no construyen y son falsas. Quien haya caminado alguna villa alguna vez sabrá que no todos roban, algunos estudian, trabajan y son negros, morochos, aindiados, mestizos, rubios y de ojos verdes. Todo eso como una gran babel hay en un barrio, en el Furman, en el Pilar y en la villa 21 de Barracas en la ciudad de Buenos Aires. De igual modo la policía tiene 3 o 4 docenas de efectivos que son impresentables y a cambio de ellos tiene otros mas que se enfrentan cara a cara con la muerte, con frio, las patas mojadas y el sueldo corto. Y esos no se merecen estar en la misma bolsa. Ni uno, ni otros se merecen la misma bolsa.
Lo que la ciudad se merece es seguridad, las cosas en su lugar. Un cambio de modelo gobernante, aprender la lección que ya lleva años de estudiar y no aprender, de entender que el alto y el centro son barrios de la ciudad algunos mas afortunados que otros y equilibrar esa fortuna también es responsabilidad de nosotros, que hay trabajadores arriba y abajo, y que ninguno quiere chorros en las calles, ni que sean negros, ni que sean rubios. Y que el vandalismo de robarse las camperas Columbia de 1550 mangos no es un pedido de justicia, es afano simplemente y esta seguramente lejos de lo que precisamente pide una sociedad, y que unos 20 colados supieron aprovechar para manchar mas toda esta situación.
El chico muerto no era un santo, pero tenía 15 años.
En su familia todos son punteros políticos de radicalismo. Su padre fue sobreseído en algunos robos a mano armada. Pero pide paz, y que la guerra se acabe.
Y también el resentimiento. Y la desequilibrada distribución de la riqueza en la ciudad que debería ser la mas rica de Rio Negro
.

4 comentarios:

Jorge dijo...

Fabián, me gusta el análisis, que escapa a los simplismos, pero hay dos cosas que no me cierran.
Yo no me quiero apartar de la presunción de inocencia, pero no llego demasiado lejos con ella encima. Digo, lo que sé hoy por hoy me genera un pre-juicio, que soy capaz de revisar pero tampoco se me borra. Por eso pregunto: ¿cuál es tu fuente con lo del calibre 22? Ando leyendo muchos diarios estos días, y no lo vi por ningún lado, salvo en un "al parecer" en nota de Clarín. No es chicana, y si tenés una fuente concreta me callo la boca; es sólo que no lo vi.
(Al que sí leí es al jefe de la regional diciendo que "no le consta" que usaran la reglamentaria... habría que mostrarle la foto que bien usás para ilustrar el post; y preguntarle si eso que tienen los muchachos en la mano es una flor o una varita mágica...).

Lo otro que me hace discrepar, y mucho, es eso de que la marcha no fuera para apoyar a policías asesinos. No digo que haya sido consigna explícita, pero dado el contexto y la situación, es imposible entenderla de otro modo. Al ver las imágenes de gente aplaudiendo cada patrullero que pasa, a dos días de que miembros de esa institución asesinaran personas (ok, presunción de inocencia... pongámosle "se vieran implicados en la muerte de"), no cabe interpretarlo de otro modo. La marcha fue convocada "en apoyo a la policía" (ver en grupos de facebook el mensaje original), sin distinciones ni caveats.
Con todo eso, ¿cómo se puede leer?
"El receptor califica el mensaje" dice la teoría comunicativa, y acá corre eso... El contexto incide, como no es lo mismo el "boludo" entre amigos que el de reprimenda; y esto no lo define sólo la intención -ingenua o falsamente bifaz- de quien emite sino, y mucho, el contexto.
A hacerse cargo, quienes hayan ido, de lo que dicen sus acciones.

Ana dijo...

Me sirve leer todo lo que puedo al respecto. De distintas fuentes, de distintos medios, de diferentes puntos de vista. Decís que conocés Bariloche, los altos y los bajos. Tu análisis me da más elementos para llegar a entender esta ruleta rusa, donde hoy le tocó a un joven de 15 años y a 2 otros más, dentro de un rato, no sé. Y digo ruleta rusa porque no sé si también me tocará a mi o no. Hay algo macabro detrás de todo esto, que nada tiene que ver con una justicia (ausente), como si fuera obra de un azar diabólico. Y me aferro una vez más a la locura de decir que si a veces no puedo (aunque a veces sí)entender lo que sucede en el radio de 5 cuadras de mi casa, menos voy a poder entender los manejos y desmanejos de los grandes poderes, en las grandes ciudades.

Euphoria dijo...

Esto me ayuda a comprender, asì como dice Ana.
Yo quiero mucho esa ciudad y vivì los resentimientos en carne propia, cuando trabajaba en el CM del aquel entonces Presidente del CM, el acuarelado Marcelo Cascòn. (Me impresionò un poco el adjetivo)Todo es muy complicado, màs complicado de lo que parece. Valoro tu intenciòn de comprenderlo y de escribirlo y apoyo tu opiniòn de no generalizar, de saber contextualizar, de defender la seguridad de TODOS, los de abajo arriba y los del costado, en Bariloche y en todo el paìs.
La falta de presencia del gobernador no me sorprende.
Es muy triste esto, me pone muy triste saber que cada vez estamos màs divididos y confundimos las cosas con facilidad. Gracias otra vez por aportar algo de claridad.

Euphoria dijo...

Me encanta tu nuevo look.