lunes, 30 de agosto de 2010

Lo que vendrá

El periodismo argentino ve mas alla. Posee una extraña habilidad llena de potenciales y futurologia. Por lo general inmerso en titulares de los que nadie parece hacerse cargo. La presencia de una fuente improbable vuelve impune la publicacion de cualquier cosa solidamente afirmada en un "tal vez" o en un "habria". Y asi, bajo este infame paraguas, se acogen las mas insolitas y casi siempre nunca probadas novedades.
Eso si, si falla, nadie es responsable.
Cómo encontrarlo ante tanto trascendido. Disfrazado de informacion que alguna vez ocurrirá, se esconden turbias intenciones al servicio de los intereses de quien las publica. No es raro leer que "sería ilegal la inhabilitacion de Fibertel" o que "lloveria con fuertes chaparrones en la capital", o la "convocatoria a una marcha multitudinaria". Solo falta que nos inviten a ver "el partido donde las leonas le ganaran a Sudafrica por 5 a 2" .
De este modo los diarios nos regalan posibilidades y casi ninguna certeza. Ya no les alcanza con publicar datos poco confirmados, ahora tambien lo que sucederá, o lo que desean que suceda esta sin verguenza en la tapa de los diarios. Acaso el uso del potencial permite que los juicios sean improbables...? Algo asi como decir que Cristina K seria la novia de Rocio Marengo...El potencial aqui usado nos volveria inocentes de todo? Asi armada la frase, podria yo tildar de gay al cardenal Bergoglio y no ir ni a la carcel ni al infierno?
Parece que si porque el abusivo uso de este tiempo de verbo nos llenan los diarios de cualquier cosa que sirva para progresar el miedo, desarmar un gobieno o enchastrar a algun enemigo. Es esta manera una forma legitima de informar?
Algun dia se acabara este ejercicio patetico del periodismo?

1 comentario:

De Lirium soy dijo...

"Algún día nunca llega"