martes, 16 de octubre de 2007

De subtes y escaleras

Sabemos que en los subtes se viaja mal. Que algunas cabeceras parecen basurales, que algunas personas fuman ante la mirada de empleados y policias, que las frecuencias son improbables de adivinar y que los boleteros, a pesar del sueldo importante, siempre tienen su peor cara de orto . Todo eso lo sabemos. Lo que es novedoso es el nuevo tipo de pasajero que usa el servicio. Uno de menor calidad, un pasajero kelper. Es el pasajero del fin de semana. El domingo trabajé todo el dia. Tome 3 o 4 subtes, vi muchas escaleras mecanicas y todas estaban apagadas. Encima que tenes que laburar un domingo resulta que ese dia pateas como loco. Este turn off escaleril era exactamente igual al de la semana anterior y seguramente igual a la que viene. Cansado de subir a pie, en la estacion Lavalle, con escaleras inmoviles, le pregunte a la boletera a que se debia....Y, son los chicos los que las apagan....¿Los chicos?...Si, los de la calle...ahora voy a prenderlas. Su compañero, un poquito al pedo, asentia con la mirada.
Me parecio tan absurdo como la escalera que apenas a 5 metros estaba frente a ella y que tambien estaba apagada. Llegue a Constitucion pensando que a quien se le ocurre que un elemento que puede generar accidentes tenga un mecanismo de apagado o prendido tan accesible a cualquier persona.Y que una enorme banda unida en un gigantesco complot se junte para apagar todas las escaleras de todas las estaciones de todas las lineas. Llegue a Constitucion dispuesto a enfrentar otro padecimiento, y por supuesto tuve que subir caminando. Las 4 escaleras de la estacion tambien estaban quietas.

5 comentarios:

Patricia "La Gata Flora" dijo...

Esas son las cosas que hacen que llegue a casa con la úlcera perforada.
A nadie le importa cuidar las cosas públicas, y así están. Lo peor es que cada uno le echa la culpa al otro.
Y no creo que alguna vez aprendamos.

Juan Pablo Melizza dijo...

Y pensar que cuando viví en Buenos Aires (1990-1997) los subtes me parecían una porquería, parece que a comparación de esto, yo viajaba por el subsuelo de Moscú.

capitanfla dijo...

Somos unos pocos los privilegiados que conocemos la aterradora verdad de que todo el país está sostenido por un hilo.

Un hilo de las ovejas que somos como pueblo.

Menos mal que la ubicación de ese hilo se desconoce.

De todos modos, no hay que decirlo muy alto. O la guardia personal de Julio Iglesias bastaría para tomar por asalto el país.

Saludos.

Mariposa... dijo...

Publique algo que te va a interesar....besos.vos sabès.

La Incondicional dijo...

Para el suicido!!!!!!!!!!!!!!