lunes, 22 de octubre de 2007

Metete la musiquita en el...


Hace un par de meses que volvi al tren. Mas alla de un reencuentro esperado, fue uno pavoroso. Compartir calores, fluidos, alientos y apretones en los horarios pico deberia ser considerado algo insalubre.

Cuando la muchedumbre amaina apenas un poco, hacen su aparicion ellos. Algunos son agradables, se creen señores vendedores de multinacionales, representando en exclusiva un producto de mierda que sobró de algun contrabando y otros con mas humildad, sorprendentemente aparecen con una edicion nueva de la vieja revista Satiricon, nave insignia de un nuevo humor en aquella Argentina donde las balas empezaban a silbar cerca y algunos conocidos a desaparecer sin demasiadas explicaciones. Y a $2.(la revista)
Pero hay otro sujeto que se vuelve impresentable. Aparece con un radiograbador alimentado vaya a saber con qué porque el cable que sale del aparato se pierde en las entrañas del vendedor. La cuestion es que semejante poder nunca se acaba. Vienen con la musica a mil intentando venderte los mas grandes exitos la cumbia tropical, de la cumbia villera..(hermanos latinoamericanos, Uds. no saben lo que se pierden)(Ito, te mando un cd ni bien me anime a comprar uno) algunos exitos del rock de los 50, y ultimamente algo insoportable, inentendible para mi: el regueton. Y asi llegan como un carnaval unipersonal atronando a todo el pasaje, pidiendo perdon porque estan trabajando. Como si eso los volviera inimputable a esos hijos de mil. Si para vender algo tenes que joder a todo un vagon, no hay disculpas que valgan, vende algo mas silencioso. La otra noche aparecio alguien que parecia mas ubicado. Vendia folklore, pero su volumen era suave, se oia bien y hasta era agradable, al menos tenia contemplaciones, no como el sujeto de la foto, al que debimos linchar y luego empujar del vagon por mas disculpas que exponga. Aqui estan, son los nuevos hombre orquesta. Le cabrán en algun recoveco de su humanidad el equipo de audio si hacemos algun esfuerzo todos juntos?

15 comentarios:

capitanfla dijo...

Coincido.

Siempre estuve en contra de todos aquellos que quieren lucrar con su música.

Si un vendedor te deja un pelapapas que no sirve para nada, amáblemente le decís que no, el tipo se va a buscar otro cliente y ya.
Idem con los que te dejan linternas o estampitas.

Pero los que hacen vibrar el aire con sus acordes, no siempre bien recibidos ni agradables ¿Cómo les decís que "no gracias"?

Son unos malditos.



Saludos.

Ivana Carina dijo...

Gracias doy por vivir en la Patagonia!!! No K, remember...
Acá no hay tren, pero de vez en cuando sale algún desubicado con una orquesta móvil a romper los esquemasss...
Capitanfla... coincidomos again...
Saluditosss patagónicosss..
Estaré chusmeando... Bye!

Todos Gronchos dijo...

Hay que matarlos a todos estos nuevos empresarios nacionales.

Que suban los Planes Trabajar a $500 así no joden más...

pablobariloche dijo...

y el Ford-K???

Miri dijo...

La verdad es que sí son molestos..
En mi barrio me toca vivir casi frente a una plaza muy grande y allí en ésta época del año ensayan las famosas MURGAS.
Los primeros años me divertía AHORA NO LOS AGUANTO MASSSSSSSSSSS y de aquí al carnaval no paran!
Te dejo un abrazo.

ItoCuaz dijo...

Jajajajaja... A ver, a ver, lo que te quería decir es que estos señores responden a las órdenes de una multinacional mexicana llamada "Super producciones Internacionales SA de CV" que comenzó con sus operaciones en los vágones del metro de la Cd de México, por ahí de los años ochenta, después de que se nos cayó el milagrito mexicano.
No pensé que tuvieran tanto éxito y que comenzaran a ampliar sus planes estratégicos de expansión, incluyen do en ellos a la Argentina!!!

Jaja, no, ya en serio, pensé que éramos el único país en el que se veía tal muestra de folcklor y vulgar ingenio... "No cabe duda que en todo latinoamericano hay un capitalista, a pesar del desempleo; que ya vendemos piratería por aquí, antojitos por allá, y demás pendejadas por aculla", nos dijo un profesor en la Facu, pero un chico colombiano bromeó diciendo que, más bien, "todo latinoamericano tiene un mexicano dentro" después de declararse sorprendido por toda la fayuca(piratería y merca de contrabando, generalmente china) en la llamada "Ciudad de la Esperanza" que jamás había visto, al menos con esos niveles, en Bogotá...

Ahí te va la cantaleta:

"Producciones internacionales acaba de sacar a la venta, el nuevo cidi, con 80 exitos del mundo, en emepetres, del reguetón. Incluye ecsitos del dadi yanki, del nigga y calle 13... Llevelo, llevelo... Diez pesos le vale, diez pesos le cuuuuestaaaaaaaaaaa"(Leélo rápido, como cantadito, imagina detrás cualquier canción reguetonera, y estarás reviviendo una escena diaria en el metro de la Cd de México. Nomás que en lugar de la grabadora, imaginate una mochila con bocinas ya incluídas!!!!!!)

Jajajajja... Que chido post!!!! Por cierto, yo también espero mi CD de cumbia villera... DAaaaaaamAASSSS gRaaaaatis!!!!! Lauraaaaaaa, se te ve la tanga... Jajajajaja, que naco(grasa) que es eso!

AAhhhh si, lo que te iba a decir desde el principio es que también me repatean los tipos! jaja

Juan Pablo Melizza dijo...

me acuerdo de los pasaban, y deben seguir pasando, rompiendo las pelotas con relojes despertadores a pleno con sus chirriantes alarmas, a la final eran, o son, menos jodidos.

Romina dijo...

Ufff, son MUY molestos!! A mí me jode muchísimo cuando, estando el tren bastante vacío, se me ponen al lado, con la música a todo lo que da, y yo estoy escuchando el mp3... PELOTUDO NO TE DAS CUENTA DE QUE ME ESTÁS IRRITANDO??!! Los miro con mi peor cara, y se hacen bieeen los boludos... si no te voy a comprar nada, para qué mierda me jodés así? Yo gasto pila (que están carísimas) y vos me venís con Ráfaga y sus grandes éxitos... Si no te tiro del tren, es porque no pasás por la ventana...
Todo bien con el que labura, pero necesitamos estar íntegros para poder hacerlo nosotros también, y la verdad es que sí, es insano.

Prefiero a los que cantan en el tren, esos al menos se están esforzando y tratan de hacerlo bien.

Saludos!!!

Mariposa... dijo...

Gracias Fabiàn por el coment, y respecto al post,decimelo!sin palabras.....
y hay algo que a vos te va a interesar,estàn llamando aqui en zona sur por telèfono,en forma muy persuasiva,vendedores de parcelas de cementerio!!!! es el colmo!!!!!! para arrematar la mina te dice:la muerte està detràs tuyo.....
aca da para todo!
besos

MaxD dijo...

Tengo varias anécdotas pero hay una que me quedó marcada. Subí una mañana soleada al Sarmiento en Once para ir hasta Moreno. Como iba contra la corriente me apoltroné cómodamente en el mejor asiento dispuesto a dormirme los 40/45 minutos de viaje. Ni bien el tren llega a Flores, por la puerta detrás mío sube un conjunto musical de coyas y "¡¡Arriba el carnavalito!!", un tierno despertar.

Ana dijo...

Cielos... que alivio! A veces me encuentro apretada por los acordes de una música que no me gusta, un volumen que me lastima, la prepotencia de un equipo y ciega y a los manotazos, llevándome todo por delante, intento huir. Es que sino, Chico, moriré. Lo sé.
Encontrate, leerte y que me digas a mi también, rajemos juntos, redefine la neurosis, la intolerancia, el callo que me ha dejado el tiempo vivido.

Patricia "La Gata Flora" dijo...

Estoy pensando en crear el club de detractores de los vendedores de CD truchos. Y creo que tendría muchos socios...
Cuando vuelvo del trabajo, con el tren hasta la manija, reventada, apretujada y muerta de calor, lo único que los salva del homicidio es que no llego hasta ellos. Y no se te ocurra decir nada, porque el resto del vagón se te viene como una turba salvaje y, mientras te patean las costillas, te dicen: "¿No te das cuenta que están trabajando? ¡Peor es que afanen!" Y yo me pregunto, ¿por qué para trabajar tienen que joderme a mí?
Es inútil: nunca voy a entender esa filosofía...

La Incondicional dijo...

Si fueras mujer te tocarían el trasero esos lindos muchachos que no tienen completa ni la dentura de abajo ni la de arriba. Pensalo así y viajarás contento.

OliverX dijo...

Lo más sorprendente es que se acabó el respeto por el prójimo. Les importa un carajo que te estén jodiendo a más no poder con su "música" berreta...
Evito el subte... es un ejercicio masoquista. Una vez me encontré con dos bolivianos tocando un violín y una siku... Dios, parecía que era una extorsión: o le dabas una moneda o seguían desafinando.

Miri dijo...

Hola Fabián..
Vengo mas que nada a agradecerte el comentario que dejaste en mi blog.Y a aclarar algo de lo que no entendés,
Yo ya te conté que cuando empecé este blog lo hice para pedir ayuda o consejo porque estaba en una situación difícil y lo necesitaba.
Bueno esa situación no cambió demasiado, y hay momentos en que las injusticias, las presiones y los no cambios TE SUPERAN y no podés seguir más. Casi todos conocen la historia porque hace mas tiempo que vos que me visitan
Todo empezó en el 2001 cuando con mi familia perdimos todo, gracias a los manejos del gobierno en turno, 3 negocios, 1 taller, etc.. y si bien el gobierno anterior me sacó todo éste no me ayudó a recuperarme porque jamás pude levantar cabeza.
Mi marido después de una carrera muy buena como diseñador gráfico hoy es peón de taxi y gracias..
Estoy "circunstancialmente" en capital, porque alquilo allí un ph pagando lo que no vale y aumentándome cada tres meses el monto y ESTE MES se vence el contrato y no me vá a quedar otra que arreglar con ese delincuente.
Es largo...sigue, pero mas o menos entendés??????????
Gracias por preocuparte o ocuparte en dejarme tu mensaje y de esa manera compartir conmigo.
Te dejo un abrazo.