jueves, 10 de enero de 2008

En El Camino





A las 8 am ya estaba listo.Una extraña sensacion, similar a la que experimentaba a mis 11 años en las visperas de un excursion con el colegio, me asaltaba. Esa noche recuerdo que no dormia, preparaba un sanguchito y ponia la cantimplora de plastico en el congelador esperando que se mantenga fria toda la mañana siguiente.Y luego el abordar el bus con mis compañeritos con destino al Zoo o a cualquier lado, era lo mejor experiencia para aquellos años. Saliamos a descubrir.
Esta vez no me senti diferente. Puse una cantimplora de aluminio en el freezer esperando tener agua fria en mi viaje pero salio mal, la pobre estallo en el gabinete y ya no pude usarla. Cruzar la estepa patagonica me hacia sentir un expedicionario y consideraba el agua algo importante.
Dieron las 8.30. La bocina de Sonny me llamaba. La aventura iba tomando forma. Al menos, aquello que era comun en Sonny, era para mi algo unico.
Nuestra primera parada fue LRa 30, Radio Nacional Bariloche. Sonny es su director y alli nos esperaban bolsas con juguetes que en esta fecha de reyes serian muy bien recibidos por los nenes que viven en los parajes que visitariamos. Tambien habia ropa.
Cargamos la camio e hicimos una parada que me dejo mas tranquilo, un supermercado donde conseguimos agua y unas botellas de vino para compartir el almuerzo con la familia que visitariamos.
Mi emocion iba en aumento. Sonny ya me habia puesto al tanto de nuestro itinerario, pero nada era suficiente. La majestuosidad de los paisaje vuelve cualquier relato en algo minimo. El sonido de las gomas rasgando las ruta de ripio acompañaba adecuadamente lo que mirabamos por el parabrisas. Salimos de Bariloche y al ingresar a esa ruta senti que tal vez no todos los sentidos alcanzarian. Las montañas fueron cambiando, los verdes mutaron de tono, el sonido de las piedras, el polvo y esos valles y maillines me ahogaban de sorpresas.
La camara lista fue tomando todo lo que podia.
En poco tiempo salimos del camino principal y tomamos otro mas pequeño.El camino que por primera vez transitariamos tanto Sonny como yo.
Un camino que nacio de la fuerza de los pobladores y del esfuerzo de Sonny y su radio para llevarle a los habitantes de Pichi-Leufu una salida que haciera sus vida un poco mas facil.
Antes habia que dar una vuelta enorme. Llegar a Bariloche incluia mas km y vadear un rio que en invierno desbordaba y hacia el cruce a veces imposible. Entonces los pobladores debian dar una gran vuelta, desafiar ese rio e intentar llegar a la ciudad a vender sus productos o a buscar provisiones. Esa vuelta y ese rio a veces condenaban a la gente a pasar largos meses sin conseguir lo necesario para la vida.
O ir al medico.
Pero ese camino nuevo ya serpenteaba entre las montañas. Las piedras nuevas lo volvian firme, tan firme como la conviccion de aquellos que lo hicieron posible.
La historia fue asi. Un dia un cordobes compro esos campos. El camino que hoy usabamos figuraba en los viejos planos, pero el dueño lo desconocia, lo negaba, quiero decir.. Alambro todo lo que pudo y el camino entonces murio. Habia que reanimarlo. Algunos grupos comenzaron a trabajar. Se rescataron los planos que hacia legitima la senda pero el cordobes, nada.
El apoyo y trabajo de los pobladores y la labor de la Radio lograron que la justicia les diera la razon, pero entonces algo parecio interponerse.
El camino era legitimo, pero con que plata se haria la traza?
Y adivinen...plata no habia.
Nuevamente la lucha radial lo hizo posible. Y de a poco se cambiaron los alambrados por tranqueras, y el suelo movedizo por uno bien firme.
Y el camino aparecio.
Ese camino que nos llevaria a la casa de Toqui Ferrares

5 comentarios:

MaxD dijo...

Abajo los alambrados. Felicitaciones por brindarte a la gente olvidada de la Patagonia.

Patricia "La Gata Flora" dijo...

Lindo post. Lástima que haya tanta gente alambrando en lugar de poniendo tranqueras. ¡Bien por el 4º poder!

Sonny dijo...

Querido Fabien: Como de costumbre tu pluma me emociona, los climas que creas al escribir, son pinceladas hiperrealistas de los sucesos que compartimos, no pense jamas, que, conociendo como conozco los lugares de los que hablas, tu descripcion llegara a emosionarme. Gracias por compartir con migo esta etapa de mi largo viaje a la Patagonia, Gracias por el respeto con que te manejas, y el afecto que dispensas a la gente que se cruza en tu vida. Un abrazo de amigo. SONNY

La Incondicional dijo...

Lindo viaje. Interesante descripción.

Sol dijo...

Me encanta cómo describes los paisajes. Es verdad que las palabras y las cámaras fotográficas y los sentidos se quedan cortos, siempre cortos...

Beso!