miércoles, 28 de marzo de 2007

No insistas, da ocupado.


Ratzinger, ni de casualidad te perdono...!

No hay comentarios: