viernes, 4 de mayo de 2007



SOCIALES: Desde las Islas Baleares recibimos esta hermosa foto de nuestro Heroe Maximo, el Comandante Tarapow, gozando de sus merecidas vacaciones luego de la ardua tarea de pasar a retiro a nuestro buque Alte Irizar. Asombrado aun parece preguntarse...¿porqué no me recibe el presidente?. ¡Que injusticia!. Desde aqui hacemos votos para que muy pronto se produzca el ansiado encuentro.

Y la Avenida...para cuando?, el busto...la llave de la ciudad...aunque sea el casquito de bombero para colgar del espejito retrovisor...! Dejen de ofrecerme los botes de Palermo!!!

1 comentario:

. dijo...

Fabián:
En un país hambriento de heroes, si una laucha muere cruzando una calle la convierten en estatua, la homenajean con una avenida y nadie se pone a pensar por qué el pobre roedor no tenía las condiciones mínimas de seguridad para realizar su cruce de calle. El caso del Almirante Tarapow constituido como héroe significa una cortina de humo, pues la falta de mantenimiento del rompehielos, los presupuestos que se definen desviados de lo que realmente hace falta, se convierten en incendios que nadie analiza seriamente, o en aviones que se caen en una excibición aérea después de haber participado, muy probablemente, en tres guerras (dos israelíes y la de Malvinas). Los héroes le vienen como anillo al dedo a los que no se hacen cargo de nada, empezando por el presidente de la República, un excelente discípulo de Carlos Menem.
Juan Pablo, desde Bariloche
www.dromiciopsaustralisblogspot.com